¿Qué es la ecología y para qué sirve?

¿Qué es la ecología y para qué sirve?

La ecología es una ciencia básica que tiene como principal objetivo estudiar a profundidad el medio ambiente y la forma en que se relacionan los seres vivos con el mismo. La ecología suele ser confundida  con la biología, y aunque ambas ciencias están relacionadas entre sí, la biología es la ciencia que se encarga de estudiar la vida, y no el medio en el que esta se desenvuelve.

El término fue acuñado en 1896 por el científico alemán Ernst Haeckel, quien deseaba encontrar la forma de referirse a la ciencia encargada de estudiar la relación de los seres vivos con el entono en el que se desenvuelven. De forma etimológica, ecología significa el estudio del hogar. Viene del griego ökologie, la cual está formada por dos vocablos griegos; oikos, que significa casa, o vivienda, y logos, que significa estudio o tratado.

Fue Ernst Haeckel, científico alemán, quien creó el término ecología en el año 1869 con el fin de designar un nombre a la ciencia que estudia las relaciones entre los seres vivos y el medio ambiente.

Ecología como ciencia

La ecología puede considerarse una ciencia interdisciplinaria, ya que, para poder desarrollar sus investigaciones y descubrimientos, recurre a otras ciencias como bien pueden ser la geología o la física. Su objetivo principal es estudiar a los seres vivos que habitan en determinados ambientes, se encarga de estudiar el impacto que tienen los seres vivos en el ambiente y si la huella que deja la vida es positiva o negativa.

El medio ambiente y sus elementos

La ecología tiene como fin estudiar toda la vida que se encuentre dentro del medio ambiente, en este podemos encontrar elementos bióticos y abióticos. Estos conviven en perfecta sincronía, por lo tanto, podemos entender que uno depende del otro, los elementos abióticos de una forma u otra sirven para alimentar y permitir la existencia de los elementos bióticos.

  • Podemos considerar como elementos bióticos en un ambiente a todos aquellos seres vivos que hacen vida en él. Por ejemplo, los seres humanos contamos como un elemento biótico, pero otros tipos de vida como las bacterias también cuentan como elementos bióticos. La vida vegetal como las plantas y los animales de todas las especies también entran en esta clasificación.
  • Ahora, los elementos abióticos de un ambiente son todos aquellos que no están vivos pero que afectan la vida directamente. Son elementos abióticos la temperatura, la humedad, la luz, el aire, entre otros factores. Los minerales, todas las sustancias químicas, condimentos tan comunes como la sal, también son elementos abióticos.

Podemos encontrar que esta ciencia estudia el medio ambiente desde varias perspectivas, como por ejemplo:

  • El medio ambiente siendo un organismo o una entidad que puede estar afectada por seres vivos o inertes dentro de él.
  • También es común que cuando se habla del medio ambiente, se hace referencia a los organismos que hacen vida dentro del mismo. Siendo más específicos, el enfoque va dirigido a estudiar cómo se desenvuelven en un ambiente todas sus partes, qué hacen y cómo administran los recursos dentro del medio ambiente.
  • Otra forma de ver el medio ambiente y su funcionamiento es el estudio de cada uno de sus integrantes por separado, cómo se comportan en grupo y cómo reaccionan a agentes externos, además de qué tanto varía la población de las especies.
¿Qué es la ecología y para qué sirve?

Charles Darwin y la teoría evolutiva

Charles Darwin creía que las especies evolucionaban de acuerdo a las condiciones que eran impuestas por su medio ambiente. Por ello, afirmaba que aquellos especímenes de la naturaleza que tenían la capacidad de transformarse para sobrevivir, eran las especies que mejor aprovechaban su entorno. A pesar de que aún no se pueden afirmar ni negar los postulados de su teoría, principalmente porque tiene que pasar demasiado tiempo para que podamos presenciar cambios evolutivos en las especies, los aportes de Darwin para la ecología fueron muchos, resaltando su descripción  sobre el individuo y su relación con  el ambiente.

Impacto de las especies en el medio ambiente

Hagamos una breve comparación entre el impacto ambiental que puede generar un ser humano y el que puede generar un animal. En muchos casos podemos observar que los animales están ubicados en hábitats que permiten perfectamente su subsistencia, siendo los animales quienes se adaptaron al ambiente ecológico en el que se encuentran y no al revés. Por lo general existe una cadena alimenticia conformada por cazadores y presas, cada animal de un medio ambiente tiene un depredador natural que controla la cantidad de miembros de la especie, de esta forma, sin importar lo que suceda, siempre habrá un sano equilibrio en los biomas.

En el caso de los humanos podemos ver que la historia es muy distinta, a diferencia de los animales, los humanos son quienes hacen que el ambiente se adapte a ellos, de allí que incluso existan ciudades subterráneas en Australia o en las partes más frías e inhóspitas de Canadá. En ambos casos son los humanos quienes adaptan ese medio ambiente para poder subsistir, y en muchos otros tienden a modificar las condiciones de vida del lugar para poder establecer una sociedad. Esto trae consecuencias que, a pesar de ser buenas a un nivel social, a nivel ecológico están afectando negativamente al planeta.

Esto se puede ver mejor ejemplificado en la contaminación de los océanos, los cuales antes de la llegada de la humanidad no se encontraban llenos de desperdicios como lo están al día de hoy.

Otro caso de como el humano adapta el medio ambiente de acuerdo a su conveniencia es cuando deforesta los bosques de algún tipo de selva para adquirir recursos, a pesar de que esto beneficia a las sociedades y ayudan a mantener la economía a flote. Dejando así en evidencia que la humanidad está condenándose a futuro y que, a diferencia de los animales, no estamos diseñados para vivir en un medio ambiente sin alterar su correcto funcionamiento.

Es por ello que la ecología ha evolucionado dirigiendo sus esfuerzos a evaluar y encontrar las formas en las que se puede disminuir el impacto negativo que la humanidad ha generado el planeta, el cual no es solo su medio ambiente, sino que es el de miles de especies, las cuales se están viendo afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: