Perros entrenados para detectar coronavirus

Perros entrenados para detectar coronavirus

SARS-CoV-2 es un nuevo miembro de la familia coronavirus nacido en China y conocido como COVID-19. La propagación del virus se ha ejecutado de forma rápida, continua y masiva en todos los países del mundo convirtiéndose en una pandemia que afecta a la población en general. Una de las soluciones propuestas para detectar la enfermedad es el uso de perros entrenados.

La idea es maravillosa y surge debido a que el sistema olfativo de los perros está muy desarrollado y perfeccionado. Son capaces de identificar cualquier tipo de sustancia y seguir el rastro de las personas conociendo su aroma natural.  Además, ya pueden identificar con precisión y rapidez algunas enfermedades entre las cuales se encuentran el cáncer (mamario, ovárico, de próstata, piel y colon) y el Parkinson.

Después de varios años de preparación, los canes cumplen con una tasa elevada de éxito en la detección de sustancias (narcóticos) y enfermedades en cuestión de segundos.  De esta manera, las universidades, los institutos y las Organizaciones No Gubernamentales se interesan en investigar sobre los perros entrenados para detectar coronavirus.

¿Quiénes estudian a los perros entrenados para detectar coronavirus?

Finlandia es un país con científicos experimentados que guían las investigaciones acerca de la detección del virus mediante el sentido del olfato de los perros. El inicio del proyecto proveniene de la Facultad de Medicina Veterinaria y Humana de la Universidad de Helsinki, utilizaron a los caninos con la finalidad de que consiguieran reconocer el olor especial de las personas infectadas por el virus.

Los resultados fueron positivos ya que los perros lograron diferenciar con éxito las muestras de orina de las personas sanas y de los pacientes con COVID-19. Sin embargo, es necesario que continúen con las pruebas para disminuir los márgenes de error en la detección del coronavirus. Si las pruebas que faltan por ejecutar obtienen iguales o mejores resultados que el examen PCR con la disposición de una mayor cantidad de muestras, podrían admitir a los perros en los hospitales y clínicas para ser parte del personal médico

A su vez, países como Francia y Gran Bretaña, que también cuentan con profesionales capacitados en el área de investigación de enfermedades, han aprovechado los estudios de Finlandia para ejercer la practica de entrenamiento con los perros.

Gran Bretaña financia las investigaciones del virus y el entrenamiento animal porque consideran importante que un perro sea capaz de monitorear y señalar a los individuos contagiados en cualquier lugar. Lo mismo se considera en la Universidad de Pensilvania de Estados Unidos donde se han estudiado a profundidad los nuevos hallazgos en cuanto a la capacidad de los caninos de detectar el virus. Ocho canes con experiencia previa forman parte de la investigación de la universidad americana. Participan en el estudio del COVID-19 puesto que han detectado otras enfermedades sin inconveniente ni equivocaciones.  

¿Por qué los perros pueden detectar el coronavirus?

COVID-19 es un virus peligroso que afecta varias zonas y órganos del cuerpo humano como el sistema respiratorio, los riñones o el hígado. Por lo tanto, se deduce que el olor y pH de la orina se transforma cuando el virus alcanza las vías urinarias del infectado; los perros detectan dicho olor alterado por el SARS-CoV-2 gracias a su olfato y muestran signos de aviso.

Olfatear, rastrear y curiosear para los perros es tarea sencilla, al menos la raza pastor alemán cuenta con 220 millones de células en su órgano olfativo, las cuales proporcionan sensibilidad en el sistema nasal. No obstante la mayoría de los perros son capaces de reconocer las partículas de cada aroma con rapidez.

Incluso, las células olfativas caninas perciben nuevos olores en corto tiempo haciendo que los perros detecten y rastreen con eficacia aromas particulares. Las moléculas, sustancias e individuos tienen una esencia aromática única, las enfermedades también disponen de una característica aromática que los caninos pueden localizar.

El rastreo que ejercen los animales es de gran ayuda y por ello, el pastor alemán es excelente policía en las calles, aeropuertos y fronteras. A nivel de la salud, los perros reconocen el cáncer, Parkinson, infecciones bacterianas y hasta la malaria, aunque en cuanto a esta ultima se ha registrado una tasa inferior de acierto.

A través de la nariz los perros se vuelven competentes para descubrir a tiempo y con facilidad a las personas que tienen enfermedades.

Perros entrenados para detectar coronavirus

Nuevos empleos para los caninos

El adiestramiento de los perros para localizar las maletas de drogas en los aeropuertos y fronteras terrestres es ha sido una excelente contribución porque olfatean a la perfección los estupefacientes, explosivos y armas. Sin embargo, en el area de la salud, aunque los caninos acompañan y ayudan a las personas con discapacidad o depresión, aún no trabajan con los médicos en los centros hospitalarios.

Con ayuda de canes, es probable que se pueda abordar la situación de la pandemia de otra forma, logrando reducir los niveles de riesgo. Los perros entrenados para detectar coronavirus podrían detectar contagiados en lugares públicos y concurridos, como plazas, aeropuertos, cines y centros comerciales para evitar la propagación del virus.

Según los estudios de Europa y Estados Unidos, los perros servirán como una prueba más para revelar la presencia del COVID-19 en el organismo de los pacientes y tratar la infección en el menor tiempo posible. Cambios de temperatura en el organismo o fiebre, urticaria, malestar general y las secreciones nasales son algunos de los síntomas del coronavirus que los canes intentan examinar con el entrenamiento.

Un nuevo empleo les espera a los perros entrenados para detectar coronavirus, y con suerte, las personas asintomáticas serán descubiertas si los perros alcanzan a identificar un olor diferente y particular en ellas.  El consentimiento de los pacientes sería tomado en cuenta, no obstante, las autoridades y agentes de seguridad podrían tener al pastor alemán instruido en las entradas de estadios, auditorios y conciertos para que desde el aroma identifique quiénes tienen el virus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: