El mito de la caverna de Platón: resumen y análisis

El mito de la caverna de Platón

El mito de la caverna de Platón está envuelto en una alegoría, respecto al conocimiento humano.  La historia es relatada en el libro VII de la obra Republica de Platón. De acuerdo con las interpretaciones de la obra, refleja mediante un sentido figurativo como las personas son prisioneras en una caverna. A partir de ahí, enfoca la ignorancia de pretender observar una realidad en imágenes que solo son un reflejo equivocado.

Breve resumen del mito de la Caverna de Platón

Basándose en una narración ficticia, el mito de la caverna de Platón busca explicar los problemas derivados de una educación incompleta. Al mismo tiempo, representa una guía para alcanzar el pleno conocimiento sin permanecer en absoluta ignorancia.  

El mito de la caverna de Platón

Ahora bien, Platón escribe las líneas del texto creando un diálogo entre 2 personajes: el maestro (Sócrates) y el hermano (Glaucón). Ambos inician la conversación con el tema de la educación filosófica. Estudian cómo la sociedad y de forma individual, impacta negativamente, originando ideas incompetentes.

Llevando a cabo la alegoría, Sócrates manifiesta a Glaucón que para entender debe imaginar un grupo de prisioneros. Todos ellos, encadenados desde su nacimiento careciendo de fuerza e inteligencia para lograr liberarse. Estas personas se encuentran en una caverna restringida por un muro que no permite ver más allá de la oscuridad. Detrás del muro es posible observar proyecciones de luz, producto de un fuego.

Sin embargo, los prisioneros solo observan sombras de objetos sobre el muro. Aquellas imágenes (advierte Sócrates) solo son manipulaciones de las personas que se encuentran al otro lado del muro. En la completa ignorancia, cada prisionero enfoca su creencia en el mundo real representado por las sombras reflejadas. Cuando en realidad, no es así.

Liberación de las cavernas

A medida que continua la narración, Sócrates señala que pronto un prisionero logra liberar sus cadenas. Ya liberado, comienza un viaje hacia los niveles más altos del muro. De modo que la luz del fuego es aún más potente, por ende su vista es perjudicada. Los deslumbramientos penetran en sus ojos hasta el punto de regresar a su antigua oscuridad.

Aunque el fuego intenta afectarlo, el antiguo prisionero soporta la intensidad y por fin, se adapta a ella. Aún le afecta, pero afianzándose en su propia voluntad, decide continuar y alargar sus pasos hacia el mundo desconocido. Encandilado por el camino recorrido, sus ojos descubren una naturaleza distinta, pero difusa. Más tarde con una clara visión, detalla cada elemento como cosas y personas a su alrededor. Dejando de ver solo sombras.

El Sol, la Luna y las estrellas, comprenden el todo de la razón en el mundo exterior. Por este motivo, el hombre al descifrarlos se convence de comentar a los otros prisioneros de la caverna lo observado. En su afán de intentar liberarlos y llevarlos al mundo real, muchos ignoran sus palabras. Señalando que el hombre fue perjudicado en el aquel lugar, demostrando un comportamiento impropio.

Análisis general del mito de la caverna

Si analizamos el diálogo entre Sócrates y Glaucón, evidentemente encontramos relación con lo social, político y educativo de la humanidad. Un estudio que es semejante a otros antiguos libros, donde resalta la importancia de una organización. Es decir, desarrollar un modelo de justicia encaminado por leyes justas que respalden la educación del hombre en la Tierra.

Las alegorías de Platón son un ejemplo de lo que regularmente percibimos con los sentidos y no con el razonamiento. Sucede pues, que el mito de la caverna de Platón actúa como un texto de advertencia a ver la realidad verdadera. Una particularidad que es posible con la ascendencia del conocimiento interior.

Se trata de una purificación profunda, el hombre necesita de un alma superior y con el conocimiento del bien. De esta manera, poder enfrentar las dificultades y oscuridad de las cavernas.

Entonces, ¿Cómo interpretarlo en las diferentes áreas de la sociedad? En primer lugar, se encuentran los medios de comunicación. Por estas vías, los mensajes son distorsionados y muestran mensajes que son manipulados, de acuerdo a conveniencias. De igual forma, instituciones y gobiernos, trabajan los sentidos de las personas para debilitar el autodominio individual. Difundiendo mensajes con la idea de que el fuerte debe ejercer poder en el débil.

Interpretación de las escenas relevantes y su relación con la sociedad

Prisioneros

Si bien es cierto, las personas encadenadas de pies y manos en la caverna, representan a los personajes llamados los prisioneros. Estos son un claro ejemplo de una ciudadanía que es manipulada por las ideas religiosas y políticas. El hombre superior, ya sea sacerdote o gobernante, generalmente recibe beneficiosos de actos tiranos que descartan los derechos individuales.

Liberación

Con sombras visibles desde la oscuridad, los ciudadanos pueden creer en un mundo fantástico. Como esclavos de una sociedad injusta, gozan de destellos pequeños de felicidad. No obstante, la prisionera liberada es un modelo del poder humano, ante la búsqueda del bien. Suficiente para escapar de las fuertes ataduras.

Mundo exterior

Deslumbrado con los reflejos del fuego, los sentidos comienzan a captar factores distintos. En este caso, es importante mantener la calma, pensar con inteligencia los próximos pasos a dar. Luego el paraíso será notorio y fuera de estructuras sociales maniobradas.

Mensaje del hombre liberado

Con la verdadera filosofía de la vida, el hombre que escapó de cadenas, tiene la necesidad de expresar lo visto. En consecuencia, emprende un viaje de regreso para salvar a todos aquellos prisioneros. El hecho es que en la caverna nada ha cambiado, todos continúan admirando falsas filosofías. Terminando en la muerte y en la perdición, por  no escuchar la verdad.

Conocimiento y educación, los dos aspectos que Platón destaca

En el mito de la caverna de Platón, existe un marcado tema de la educación. Este aprendizaje que va obtenido a través de la experiencia, según Platón requiere del conocimiento real de las cosas. Alcanzar ese conocimiento, no será posible mientras los individuos persistan en un mundo de apariencias y manipulaciones.

Los prisioneros de la caverna, jamás consiguen una educación, ya que el conocimiento de la vida es pobre. En efecto, el prisionero liberado pasa de la oscuridad a la luz, como también de la ignorancia al conocimiento.

Se explica que Platón, comprende a la educación como un recorrido de diversos aprendizajes. No se trata de descubrir en esa misma caverna, la idea es contemplar nuevas circunstancias en áreas externas.

Para comprender mejor, indaguemos el viaje del prisionero liberado. Este hombre aprendía mientras ascendía, soportando los reflejos del fuego y evitando regresar a la oscuridad. En el mundo real sucede lo mismo. Lograr conseguir un pensamiento individual, requiere de dejar ciertas ideas en la caverna. Sin duda, se debe profundizar en cada elemento a conocer. Así, el aprendizaje será seguro y no existirán impedimentos.

La guía del prisionero, muchas veces no hace reflexionar a los estudiantes de la oscuridad, siendo la transformación una gran dificultad.

Lo esotérico de las alegorías

Ontología subyacente

El mito de la caverna de Platón es dividido en dos mundos, el sensible y el inteligible. Ambos contienen un propósito que intenta mostrar, de forma filosófica, el propósito de la obra.

  • Imágenes: Sombras y hombre del mundo exterior. Estas imágenes son responsables de crear un mundo que es percibido por los prisioneros, llamado mundo sensible.
  • Hoguera al sol: el sol representa una salida, un camino más preciso que permite conocer la verdad.
  • Cueva de ascenso: el ascenso es la dirección correcta para ver el sol. Uno de los aspectos encontrados en el mundo inteligible o también, mundo del bien.

Filosofía idealista

Platón con su obra de filosofía idealista, enfatizaba los errores comunes en donde los seres humanos caen fácilmente. Dividiendo las diferentes reflexiones, se pueden destacar de la siguiente manera:

  • Verdad: indiscutiblemente, la verdad siempre se mantiene en el tiempo, a pesar de cada pensamiento. Es imposible encontrar más de una, por eso muchos intentan desatarse de las cadenas e ir expresando ideas con total libertad.
  • Engaño: esta acción sinónimo de mentiras, no escapa del mundo y se encuentra relacionada con la verdad. Es decir, la desinformación y el deficiente conocimiento, imposibilita que la verdad emerja sin ningún tipo de obstáculo. Es relevante que el ser humano conozca el mundo de las ideas con un razonamiento filosófico y humanístico.
  • Cambio permanente: con el engaño obviado y solo defendiendo una verdad, la persona es capaz de enfrentar la superficialidad. Entra en una fase de conocimiento, percatándose de la falacia y anhelando difundir lo verdadero.

Aquí resulta la idea Platón coherente, puesto que para conseguir el cambio es necesario que la sociedad conozca la verdad. Salir de las cavernas no es fácil y por eso, debe tener un impacto humano.

El repercutir educativo de la obra

En el sistema educativo, el mito de la caverna de Platón es una de las filosofías de mayor importancia. Con ella, los estudiantes captan cada idea de libertad y expresión total.  Su aprendizaje adopta la tolerancia y el estudio incansable por lo justo.

De modo, que buscarán el bien cerca del sol sin afectar a los demás con palabras o acciones violentas. Sus manifestaciones serán pacíficas, exigiendo el bienestar de la humanidad a los superiores. Por supuesto, salvando con insistentes mensajes a los grupos de personas hundidos en las cavernas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: