Platón: vida, obra, filosofía y política

Platón

Platón fue un importante genio de la filosofía griega, el profesor predilecto de Aristóteles, en sus diversos escritos siempre buscaba explorar la belleza, igualdad y justicia. Del mismo modo, trataba de abordar temas como la filosofía, teología, política, entre otros.

Por otra parte, fue considerado como una figura que forjó la academia y distintas obras filosóficas. Además, de que se caracterizaba por tener una alta repercusión en los pensamientos occidentales. Se trata de comentarios que colocaba en el pie de página de sus escritos.

Nacimiento y desarrollo de la vida de Platón

Platón proviene de una familia aristócrata, pero abandonó todo por su vocación política y sus aficiones literarias. Se consideró como el discípulo de Sócrates, desde que cumplió la edad de veinte años, enfrentándose abiertamente a Gorgias y Protagoras. Cuando a Sócrates lo condenaron a muerte, en el 399 a. C., desapareció de Atenas y se apartó de la vida pública. Sin embargo, sus temas políticos siempre formaron parte de sus pensamientos y concibió un modelo ideal de cambio.

Imagen de Wikipedia

Viajó por el sur de Italia, y por el oriente, donde se puso en contacto con discípulos de Pitágoras. Debido a una experiencia negativa en Siracusa, cuando estaba de asesor del rey Dionisio I. Unos piratas lo mantuvieron preso por algún tiempo hasta que lo rescataron y regreso a Atenas. Después de eso, fundó una escuela de filosofía en el año 387, la cual, se situaba afuera de la ciudad. Sus clases las impartía en un jardín que se dedicó al héroe Academo, de allí proviene el nombre de Academia.

Por consiguiente, la academia de este filósofo era una especie de secta para sabios que se organizaba con reglamentos. Asimismo, poseían residencia para los estudiantes, aulas, seminarios especializados y biblioteca. Las cuales, quedaron como precedentes para que hoy en día existan las grandes y modernas universidades.

Platón y sus grandes obras

A diferencia de otros pensadores, que no dejaron sus obras escritas, platón si tomó previsiones y su material está casi completo. La mayoría están escritos en forma de dialogo, ya que fue el primero en usar esta manera para exponer los pensamientos. Cuenta con veintiséis diálogos platónicos que se han probado como auténticos. En el periodo socrático 396 y 388 a.C., se incluyeron Critón, Apología, Laques, Cármides, Ion, Eutifrón, Lisis, etc. Todo ello, revela claramente la influencia de las técnicas de Sócrates, y suele distinguirse el predominio de los elementos mímico-dramático.

En el periodo sistemático o constructivo suelen pertenecer a un proceso de transición. Por consiguiente, se detallan Menón, Protágoras, Eutidemo, Crátilo, entre otros. Además, de que los grandes diálogos de esta etapa están el de Fedón, bajo el tema de la inmortalidad. Seguidamente, el Banquete en donde debate acerca del amor y La republica un dialogo platónico sistemático. Este último representa tres líneas principales para argumentar como la metafísica, lo ético – político y lo estético – místico.

La filosofía

Todas las obras abarcaron, aproximadamente, cincuenta años o más. Asimismo, han servido para la formulación de juicios bastantes seguros de acuerdo a la evolución del pensamiento. Además, de sus obras de juventud consagradas en las investigaciones morales en defensa de la memoria de Sócrates. Seguidamente, el filósofo comenzó a desencadenar sus ideales políticos con diálogos sistemáticos y al mismo tiempo constructivo.

El contenido de los diálogos se refiere a la especulación de la metafísica, que poseen una evidente guía práctica. Es este sentido, dos de estos temas son permanentes y prevalecen siempre sobre los demás. Por un parte se encuentra el conocimiento, que trata del estudio de la naturaleza y de las condiciones que lo permiten. En el otro extremo, está la moral, que es fundamental para la vida cotidiana y el alcance de las aspiraciones humanas.

Se trata de la realización y alcanzar la felicidad una doble vertiente que manifiesta lo político, ético y colectivo. Todo esto es resuelto con un sistema veraz y filosófico de gran relevancia ética.

Platón y la política

Casi todas sus obras tenían siempre una finalidad política, ya que se desarrollaba una intima conexión con la ética. Por consiguiente, las vidas de los griegos se realizaban de manera comunal y en el centro de la ciudad. Asimismo, se determinaba que el hombre es una especie de animal de la sociedad, producto de su naturaleza. Esto significa, que dicha sociedad se organizaba en instituciones naturales, esto era muy común en los filósofos existentes.

El principio de justicia siempre eran los mismos, tanto para el Estado, como para los individuos. Sin embargo, no es un secreto que ningún gobierno real es defensor de la justicia. Por consiguiente, a platón no le interesaba lo empírico, sino más bien lo que se debería hacer de manera justa. Es así como en su dialogo República, destaca la propuesta de descubrir un Estado ideal, cuyo modelo se adapte de la mejor manera posible.

Por otra parte, manifiesta que un Estado deberá siempre ser racional y tiene que procurar la felicidad de sus habitantes. El modelo de estado se manifiesta en el mundo de las ideas, y la justicia debe encajar entre ambas partes. Por naturaleza el hombre es una persona social, y el Estado deberá reflejarse en la naturaleza humana. Finalmente, se establece una relación clara correlacional entre el Estado y el alma.

Últimos días y destino de la Academia

Platón murió en el 347 a.C., en ese momento, la Academia pasa a manos del sobrino de Espeusipo. Después que este fallece en el 339 a.C., la convierten en Escolarca Jenócrates de Calcedonia. Seguidamente, pasa a Polemón de Atenas, quien murió en el año 270. Todos los mencionados, eran pertenecientes a la academia antigua y se prolongaron a la nueva academia de Carnéades.

En el periodo medio y nuevo de la Academia, se mezcla el movimiento escéptico con el platonismo. En la cual, era usada como plataforma que luchaba en contra el estoicismo. Otros estudiosos hacen mención de una cuarta academia que se conoce como platonismo eclético. Donde sus principales representantes fueron Cicerón, Ascalón y Filón de Larisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: