¿Qué es el comensalismo?

¿Qué es el comensalismo?

La organización que ocurre entre las especies, en conjunto con otros factores, tales como: tipos de especies, ubicación, factores climáticos, geológicos, entre otros, son los que configuran el funcionamiento de los ecosistemas. Dentro de las dinámicas que ocurren en los ecosistemas encontramos: el comensalismo, una especie de simbiosis que está dentro de la categoría de relaciones interespecíficas. Si hablamos de comensalismo, nos referimos al proceso donde, entre especies distintas, una obtendrá algún beneficio y la otra no, pero no se verá perjudicada.

El origen etimológico del comensalismo, proviene de latín cum mesa, que traducido al español, significa compartiendo mesa. Uno de los ejemplos más ilustrativos para entender este tipo de dinámica biológica, se observa cuando los buitres terminan de comer los residuos que han dejado los leones luego de comerse una gacela. Otro ejemplo que podemos encontrar en las especies animales, es el pez rémora, este nada debajo de tiburones, tortugas o peces más grandes para alimentarse de los residuos que van dejando a su paso, sin ocasionarle molestias.

Cada uno en su lugar

Cada especie tiene un rol significativo dentro de la pirámide trófica. Si llegásemos a pensar en borrar alguna especie, esto traería consecuencias. Este equilibrio no podría darse si llegásemos a tener el supuesto contexto de más herbívoros que plantas, el resultado sería una extinción mutua, donde se alimentarían de lo poco que hay, y habría una reducción poblacional de la especie.

Tomando en cuenta esto, podemos entender cuán importantes son las especies y su distribución dentro de las cadenas. Las aves carroñeras, ejemplo clave del comensalismo, son de gran importancia, porque ayudan a mantener el equilibrio del ecosistema al alimentarse de animales muertos, haciendo así, más rápido su proceso de desintegración.

No siempre las relaciones entre especies ocurren de esta forma y esto variará de forma significativa dependiendo de, la especie y el contexto en que se vea inmersa.

Tipos de comensalismos

La supervivencia de las especies, en muchos casos requiere de desarrollar técnicas, aunque algunas como por ejemplo, la depredación, no sean del todo positivas, pero estas forman parte de un ciclo natural, donde hasta los humanos, al ser también mamíferos, hemos sido salpicados de ese dinamismo, solo que en otras condiciones.

El comensalismo tiene la característica principal que dentro de sus amplias dimensiones, siempre será positivo, porque si bien beneficia a una, por otro lado, la otra no será perjudicada.

El Inquilinismo

Como su nombre lo indica, está relacionado al hecho de que una especie busque, única y exclusivamente, guarescerse cobijo o protección, en restos o hábitats de otras especies.

El inquilinismo se puede apreciar en distintos animales y otras especies, como por ejemplo: en las plantas u hongos que crecen en los árboles, ambos crecen sacando provecho, mientras que los árboles no se ven afectados. Mismo caso ocurre con las aves, que de igual forma construyen sus nidos en las ramas de los árboles, buscando protección para sus huevos. El pájaro carpintero es un fiel ejemplo sobre el inquilinismo, ya que crea aguajeros en los árboles donde posteriormente vivirá. Las ballenas también se encuentran en esta categoría cuando su piel sirve de alojo para diversos crustáceos. Algunos insectos también se alojan en cuevas de ratones campesinos alimentándose de raíces que están dentro de la madriguera.

¿Qué es el comensalismo?

La tanatocresis

Etimológicamente «Tanato», parte de la definición de algo que ya está muerto. En la mitología griega, Tánatos es el Dios de la muerte sin violencia. Tomando en cuenta esta definición, durante esta dinámica interespecífica, hay una relación indirecta puesto que, una de las especies ocupa o se apropia de alguna parte de otra especie, ya sea por que esa otra especie no la necesita, la expulsó o simplemente murió.

A este proceso también se le conoce como metabiosis. Entre algunos ejemplos podemos mencionar que ocurren casos donde las bacterias utilizan excrementos de otras especies para así poder reproducirse, lo cual es un proceso natural pero de vital importancia estudiar porque gracias a esto, puede ocurrir propagación de enfermedades. Algunas moscas para alimentar a sus larvas, cuando son apenas huevos, las van depositando en cuerpos de animales que ya están muertos, para que de este modo, sus restos les sirvan de comida.

Los escarabajos enterradores, como su nombre lo indica, sepultan cadáveres de otros insectos que se encuentren, esto con dos propósitos: no atraer moscas y que sirvan de alimento para sus larvas.

Otras especies que también realizan esta práctica son las aves Pinzón de Darwin Carpintero, esta especie es común verla en la Isla Galápagos, y se caracterizan por utilizar pequeñas ramas, espinas de cactus u otros tallos más filosos como herramienta para suplir su lengua corta y de este modo poder cazar con más facilidad sus presas, que por lo general, suelen ser larvitas que habitan en los árboles.

La foresis

Este tipo de comensalismo se refiere al beneficio que recibe una de las especies al transportarse en otra, sin que quien la transporte se dé cuenta. Esta práctica puede tener más de 300 millones de años y ha sido evidenciada en restos de fósiles alrededor del mundo. La foresis no solo brinda un beneficio de traslado, sino que también, puede ser de gran ayuda para conseguir alimentos. Dentro de este sistema, «foronte», es el nombre que recibe aquel que se transporta y «hospedante», el que está transportando.

En el mundo de los insectos, hay una especie de escarabajos que coloca sus huevos en las flores, y al tiempo en que ya son larvas, estas se adhieren a las avispas a través de sus uñas y mandíbulas, para transportarse hasta los nidos de avispas donde tendrán un alimento seguro.

Otro caso de foresis ocurre en sitios donde colocan a secar los jamones. Es importante tener las medidas higiénicas necesarias ya que algunos ácaros se logran transportar en moscas, sin que ellas siquiera se enteren. Cuando la mosca hace contacto con el jamón, los ácaros desembarcan, anulando así que ese jamón pueda ser consumido por el humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: