¿Qué son las perseidas o lágrimas de San Lorenzo?

Perseidas

Seguramente, has mirado en el cielo una estrella fugaz. Es un espectáculo más asombroso cuando se pueden observar varias en una hora. Esta lluvia de meteoritos también es conocida como perseidas, llamadas también como lágrimas de San Lorenzo, ¿las conoces? Hablemos un poco más sobre este fenómeno natural, que es apreciable en los meses de julio y agosto. 

 ¿Cuál es el origen de las perseidas?

Desde el año 36 d.C datan los registros sobre las perseidas. En los asientos históricos aparecen citados meteoros, específicamente en los meses de julio y agosto. Sin embargo un astrónomo en específico, Adokphe Quetelet, fue quien afirmó que la lluvia de meteoros se produce de forma cíclica en Perseo.

Imagen de Freepik

Por su nombre, suelen asociarse con la constelación de Perseo. No obstante, no guardan una estrecha relación. En realidad su influencia directa proviene del cometa 109P/Swift-Tuttle, descubierto en julio del año 1862, por Horace Parnell Tuttle y Lewis Swift. Sus características más resaltantes son 26 kilómetros de diámetro y una órbita que rodea al sol en 135 años.

El cometa tuvo una última aparición en el año de 1992, de la cual, se produjo en 1993 un pico de actividad con THZ 300. Luego, dicha actividad fue descendiendo alcanzando un nivel normal, hasta la actualidad.

 ¿Cuáles son sus características?

  • Sus partículas de polvo son del tamaño de un grano de arena.
  • Producen un efecto luminoso cuando cruzan la atmósfera terrestre, ya que son atraídas por el planeta y al pasar se volatilizan.
  • Tiene un periodo de actividad largo, que llega a extenderse desde el 16 de julio hasta el 24 de agosto.
  • Se observan mejor desde el hemisferio norte, durante el verano.
  • Pueden llegar a verse una cantidad de 60 o 200 meteoros por hora.
  • Varía el número de estrellas fugaces, visibles para cada espectador.

 ¿Por qué se les llama Lágrimas de San Lorenzo?

Se debe al resultado del encuentro cercano que se da entre la Tierra y las perseidas, tiene lugar en el mes de agosto, en el que se produce un efecto atmosférico ideal para su visualización. La fecha coincide con la celebración de San Lorenzo, del cual lleva su nombre. Fue un mártir condenado a la hoguera, cuenta la tradición que las estrellas fugaces son representativas de las chispas que salían de las brasas en el momento que fue quemado San Lorenzo.

 Datos curiosos sobre la lluvia de meteoritos

  • Se pueden mover a una velocidad aproximada de 200.000 kilómetros por hora, antes de entrar a la atmósfera terrestre. Luego, bajan a una velocidad de 60 Kilómetros por segundo.
  • Observables en cualquier parte. De hecho, es posible trazar una línea imaginaria en el cielo marcando su origen. Lo que da la impresión de que surgen desde Perseo.
  • La frecuencia es variable.
  • Dependiendo de la altura en la que se hace brillante, varía la velocidad de la penetración en la atmósfera terrestre.
  • Estos meteoros pueden desintegrarse a 100 kilómetros de altura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: