Vestimenta de México: conoce los trajes típicos de México

Vestimenta de México: conoce los trajes típicos de México

Producto de una sociedad muy vasta y llena de interesantes aspectos, la vestimenta de México es una mezcla de culturas indígenas e importadas. Con un país tan amplio, una geografía tan variada y una historia tan antigua, la ropa varía de región a región, dependiendo del clima.

La vestimenta de México deslumbra por el diseño, los colores y las texturas, presentando una mistura de técnicas coloniales y símbolos indígenas, provenientes de los aztecas. Los trajes típicos de México llaman la atención de propios y extraños, originando que muchas personas, aún hoy, los usen por sus telas frescas y la comodidad de los vestidos.

Conociendo la vestimenta de México

Reflejando la diversidad cultural, la vestimenta de México es fruto de la confluencia de tradiciones coloniales e indígenas, transmitidas de generación en generación. En esta destacan: la comodidad de los trajes, los bordados, los colores vivos y el uso de telas como el algodón, la lana y la seda, dentro de una pluralidad de estilos.

Existen muchos trajes típicos de México, donde cada uno resalta, por una esmerada confección, normalmente, hecha a mano, con mucha delicadeza. Destacan los motivos florales y las mariposas, junto a elementos representativos de cada estado y del país, que los hace únicos en el mundo.

Cada traje típico mexicano es una representación pura de la amalgama que es la identidad cultural de una región.

Trajes típicos de México

Cada estado de la republica mexicana, incluido el Distrito Federal, cuenta con trajes típicos para hombres y para mujeres. Estos son los trajes típicos de Jalisco, Puebla, Veracruz y Yucatán:

Traje de Charro, Jalisco

El traje de charro de Jalisco es considerado el traje típico representativo de la identidad nacional, el cual se originó en el siglo XIX en las haciendas mexicanas. Donde los hombres que se dedicaban al trabajo del campo, los chinacos, usaban una vestimenta similar, que se dice es el predecesor del actual traje de charro.

Durante la segunda intervención francesa en México, el emperador Maximiliano de Habsburgo le incluyó al traje, algunos elementos de la moda europea. Pero, la mayor popularidad del traje de charro, se debe a las artes, pues primero, fue adoptado como vestimenta representativa del Mariachi. Y posteriormente, la imagen del Mariachi se extendió, gracias a las películas de la época de oro del cine mexicano.

Existen tres tipos de trajes de charro, cada uno con sus propias características:

  • El traje de charro básico, tiene un sombrero con chapetas de plata, camisa de cuello volteado en la parte superior, pantalón con adornos de gamuza en los costados, chaqueta de gamuza con tres cordones en cada manga, un prendedor en el pecho y la corbata.
  • El traje de charro de gala, es gris, azul oscuro o negro, incluye la gamuza, el sombrero galoneado y la botonadura de plata desde la cintura hasta el tobillo, con adornos discretos.
  • El traje de charro de etiqueta, es negro o gris, con sombrero gris o blanco de fieltro refinado, chaleco con botones que se acoplan con la elegante botonadura exterior, cinturón liso con hebilla de plata y botines negros.
Vestimenta de México: conoce los trajes típicos de México

Traje de China Poblana, Puebla

El traje típico de Puebla es conocido como traje de china poblana y consta de una blusa blanca escotada con motivos geométricos y florales bordados en seda de colores vivos. La blusa va acompañada por una falda de dos partes, llamada castor, por la tela con la que solía confeccionarse.

La falda es la prenda por la que destaca este traje típico, la cual tiene una parte superior de 25 centímetros, hecha de seda o percal verde, conocida como corte. Y una parte inferior, que es propiamente la falda, porque llega hasta los tobillos, tiene dibujos hechos con lentejuelas, usualmente de color rojo vivo con negro.

Adicionalmente, se usa una banda para sujetar el castor a la cintura de la mujer, la cual puede tener bordados o brocados. Para completar el traje, se usa un rebozo o chal de bolita, con hilos azules y blanco, los que eran muy utilizados por las chinas.

Traje de Jarocha, Veracruz

El traje típico de Veracruz, de jarocha o de jarocho, resalta por el predominio del color blanco, tanto en la ropa de hombres como de mujeres. El traje de jarocha de Veracruz, en la actualidad, está hecho de telas, como el organdí y el algodón, que son ligeras y apropiadas para el clima de la región. Estas telas dan, tanto a la blusa como a la falda, la característica de ser cómodas y  permitir moverse con mayor facilidad.

Todo traje de jarocha debe incluir:

  • Una blusa blanca, que puede o no tener mangas.
  • Un fondo blanco, con detalles bordados, que llegue hasta la rodilla.
  • Una falda blanca, larga y amplia, con vuelos, que al final tienes dos o tres olanes con encajes o bordados.
  • Un delantal negro de satín, que se coloca sobre la falda, decorado con flores rojas o rosadas bordadas y con un encaje negro alrededor de toda la orilla.
  • Un rebozo o chal de seda, negro, rojo o blanco.
  • Una mantilla blanca de seda, tul o encaje, triangular, más refinada que el rebozo, que cubre de la cabeza hasta los hombros, bordado con flores.
  • Un abanico, adornado con encajes y cintas de colores, con diseños bordados de flores o ciudades.

Traje de Mestiza, Yucatán

El traje típico de Yucatán es uno de los más bellos y elegantes de todo México y cuando nos referimos a su versión femenina, se le llama traje de mestiza de Yucatán. Originario de la época de colonización española, es un vestido de gala, conocido también como terno, porque está compuesto por tres piezas blancas.

Estas piezas están bordadas con diseños florales. las siguientes piezas conforman el traje de mestiza:

  • Un jubón, que es una solapa que se coloca encima de los hombros y tiene un amplio escote cuadrado que descubre la parte de pecho y deja el cuello al desnudo.
  • Un Huipil, una prenda de vestir ajustada, con o sin mangas, hecha de lino o seda, que cubre el tronco del cuerpo hasta la cintura, desde el jubón hasta el fustán.
  • Un fustán, semeja un medio fondo, que se ajusta desde la cintura por debajo del huipil, llegando hasta los tobillos, con bordados hacen juego con el jubón.

En muchos casos, el vestido va acompañado de un rebozo, que combina con el terno y unas zapatillas blancas de charol cerradas con tacón recto. Como accesorios lleva un rosario de filigrana de oro, un collar de corales y una cadena salomónica de dos vueltas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: