¿Cómo funciona el telescopio espacial James Webb?

Telescopio espacial James Webb

El telescopio espacial James Webb lleva muchos años en construcción y se conoce también por las siglas JWST. Se trata de una misión especial e internacional que llevan a cabo agencias de Canadá, Europa y Estados Unidos. Los responsables tienen planeado que su lanzamiento recorra millones de kilómetros de distancia de la Tierra. Mientras tanto, los científicos afirman que cuentan con la capacidad para detectar en el universo las galaxias existentes.

Asimismo, el telescopio cuenta con un instrumento importante que fue ingeniado por un grupo de ingenieros de Escocia. Se trata del MIRI (Mid Infrared Instrument), no es más que una herramienta con capacidad para medir el rango de la onda del infrarrojo medio.

Un observatorio espacial

En el desarrollo del telescopio espacial James Webb, están trabajando en conjunto más de diecisiete países. Asimismo, lo operan y construyen con la idea de que sea el sucesor de los conocidos Spitzer y Hubble. El sistema del JWST cuenta con una sensibilidad y resolución incomparable permitiendo encontrar grandes hallazgos en el área de la cosmología y astronomía.

Telescopio espacial James Webb
Imagen de Wikipedia

El objetivo principal que se quiere lograr con este proyecto es observar los objetos y eventos localizados a largas distancias del universo. En este caso, se podrá visualizar la formación de las primeras galaxias en el espacio. Los instrumentos espaciales que se tienen actualmente no cumplen con este tipo de requerimientos. Debido a que, sus objetivos excluyen todo lo referente al estudio de novas, exoplanetas y conformación de estrellas.

El telescopio espacial James Webb y los límites de velocidad

Los científicos señalan que la luz tiene límites de velocidad. De hecho, viaja a 300 mil km/s aproximadamente y es esencial para mirar al pasado. Por ello, mientras más lejos se localice el objeto al recorrer el espacio, más atrás se verá en el tiempo. Esto significa, que una estrella se localiza a mil millones de años luz pero con el JWST se podrá visualizar.

Por otra parte, dicho telescopio es un instrumento diseñado a la perfección y su misión es el estudio de otras galaxias existentes. Así como también, permitirá el análisis de planetas distanciados que orbitan con otros soles. Con la ayuda del MIRI, los astrónomos lograrán detallar de manera exhaustiva los cuerpos celestes. Inclusive, se piensa que con la observación de la atmósfera, también se determinará si existen signos de vida extraterrestre.

Se trata de una impresionante obra de la ingeniería, elaborada con una perfección que permitirá soportar las vibraciones del lanzamiento. En ese sentido, una vez alcance la posición requerida, desplegará de manera precisa los espejos hexagonales que integran el espejo primario. Es un proyecto arriesgado, pero la historia demuestra que al observar desde otra perspectiva, se logran descubrir aspectos desconocidos de la realidad.

El funcionamiento del telescopio espacial James Webb

Al igual que todos los telescopios espaciales, el JWST cuenta con grandes ventajas en relación con otros de su tipo. Todas las herramientas que posee el James Webb poseen luz infrarroja, lo cual es indispensable para comprender el universo. En relación con el infrarrojo, es ideal para detectar objetos lejanos, ya que tiene capacidad para sobrepasar el polvo interestelar.

Asimismo, la luz que se traslada desde una lejana estrella, casi siempre se distorsiona en su recorrido. Por consiguiente, la longitud de la onda es mucho más larga. Esto quiere decir que dicha luz que puede ser visualizada por el ojo  humano. Se traslada hacia el infrarrojo, específicamente al espectro electromagnético.

A este efecto mencionado, también se le conoce como desplazamiento al rojo. En este sentido, indica que cuando se necesitan visualizar puntos remotos del pasado, se detallan elementos no vistos por la humanidad. No obstante, con el telescopio espacial James Webb dichos objetos podrán ser visualizados.

En las instalaciones de Estados Unidos, al sur de California, continúan los ensayos requeridos para el éxito del proyecto. Muy a pesar de todas las dificultades que han enfrentado, el principal socio de gran relevancia en la misión es la compañía Northrop Grumman.

Un proyecto de gran magnitud

Se considera al JWST como un proyecto enorme, con un tamaño semejante a una pista de tenis. Asimismo, su espejo oscila entre los 6.5 metros y es más grande que el Hubble. Con relación a su configuración funcional, también es extensa comparado a cualquier otro cohete. Por ello, tendrá que doblarse en dieciocho fracciones hexagonales para desplegarse en el espacio.

El mencionado telescopio también posee un parasol gigante, que está diseñado con el fin de mantener la temperatura por debajo del cero absoluto. Este elemento se compone de finas capas de película de poliimida, específicamente son cinco. Son la que tienen el propósito de repartirse por todo el espacio interestelar.

Aún continúan las pruebas del JWST,  estas deberán ser ensayadas varias veces antes de su despegue. Esto se debe a que, si se avería en el espacio no contarán con un equipo especial que lo repare. Su ubicación será adyacente al punto de Lagrange Tierra-Sol L2, específicamente a un millón y medio de kilómetros de la órbita terrestre.

En este punto del espacio, la Tierra y el Sol orbitan en completa sincronía. Permitiendo con ello, que el telescopio espacial James Webb se ubique en una distancia constante.

Tiempo previsto para despegar

¿Cuándo será el lanzamiento? Esta misión está programada para que tenga una duración de mínimo seis años, después de su puesta en marcha. En este sentido, la NASA confirma que la fecha prevista para el despegue sería el 31 de octubre del 2021. Esta nueva fecha se decidió debido al impacto de la pandemia del Covid-19. También a otros inconvenientes técnicos suscitados.

Se determinó esta decisión basándose en la evaluación concreta de los riesgos. Esto gracias a todas las pruebas y actividades recientemente realizadas al telescopio, antes de iniciar con el proceso de lanzamiento. Por lo tanto, la agencia espacial, hace un mes aproximadamente, anunció que el proyecto se retrasaría unos meses más. El periodo anteriormente establecido para lanzar el telescopio espacial James Webb era para marzo del año 2021.

En estos momentos difíciles, por los que atraviesa el mundo, todos los trabajos se hacen a medio tiempo. Por lo cual, se requirió el cambio del periodo que se tenía previsto anteriormente esperando poder cumplir con el actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: