Tales de Mileto: ¿cuáles fueron sus aportaciones más importantes?

Tales de Mileto

Tales de Mileto es considerado un filósofo, matemático y astrónomo griego, al que se le atribuyen los primeros estudios filosóficos. También hay opiniones que le otorgan un papel vital en la geometría.

Fue quien dio inicio a una nueva era donde en Grecia se estudiaba el origen científico del mundo. Es decir, el pensamiento de que todo lo creado provenía de los dioses de la mitología comenzó a ser cuestionado. De hecho, es otro de los aspectos por los cuales Mileto es conocido. ¿Te interesa conocer sus hechos más influyentes? No te pierdas los detalles en las siguientes líneas.

Las diversas versiones sobre los inicios de Tales de Mileto

La versión más acertada apunta a que Tales de Mileto nació y murió en Mileto (c. 546 a. C). Sin embargo, de acuerdo a Diógenes Laercio, en su obra los Siete Sabios de Grecia, Mileto fue expulsado de Fenicia.

Tales de Mileto
Imagen de Wikipedia

A pesar de opiniones diferentes respecto a su origen, no cabe duda de que desarrolló sus estudios en Mileto. Además, se maneja la hipótesis de que realizara investigaciones en Egipto para dar fe de sus teorías. En este caso, se considera que quizá pudo recibir enseñanzas de sacerdotes egipcios.

En esta nación, los sacerdotes desarrollaron sus conocimientos matemáticos y geométricos para delimitar el terreno. Recurrían a ello, debido a que cuando llovía los límites de las parcelas tendían a borrarse. En este sentido, comenzó a estudiar estas prácticas a fin de probar su aplicación.

Como se puede apreciar, Tales de Mileto se interesaba por encontrar la explicación lógica de determinados hechos. Por tal motivo, se dedicó a verificar sucesos desde un punto de vista científico no solo griego, sino occidental.

Hechos sin pruebas escritas que marcaron la historia

  • Tales de Mileto se ha conocido en el tiempo como un geómetra. Pero lo cierto es que no hay documentos escritos que puedan verificar dicha información. Asimismo, tampoco se le adjudica su desarrollo en los teoremas geométricos con su nombre.
  • De igual forma, no se tiene certeza por escrito de que hayan tenido un vínculo, pero se hace mención de un consejo a Pitágoras. Se cree que obtuvo la recomendación por parte de Tales de dirigirse a Egipto con el propósito de instruirse con los sacerdotes.
  • Heródoto y Diógenes Laercio apuntaron que Mileto fue un consejero político de jonios y lidios. Por esta razón, también se opina que fue legislador. Aunado a ello, Aristóteles expresa que era un importante conocedor de la astronomía. Entonces, logró predecir una gran cosecha y gracias a ello adquirió prensas de aceite de Mileto así como de Quíos. Cuando llegó la temporada esperada, las alquiló y se hizo de una enorme fortuna.

La creencia de la tierra está asentada sobre agua

Tales de Mileto pensaba que el origen y principio de todas las cosas era el agua. Creía que, como esta se mueve, posee un alma, ya que la consideraba divina y el motivo de todo movimiento.

De manera similar, objetaba que acontecía lo mismo con las piedras imán. Por la atracción entre ellas, pensaba que estaban vivas, o en su defecto, había algo vivo en estas. Una opinión que da a conocer Aristóteles, quien alega que algunas personas consideran que el alma está presente en todo. Entonces, este es el porqué del razonamiento de Tales.

Por último, el filósofo exponía el motivo de los movimientos de la Tierra. Mantenía que se debe a que está posicionada sobre una isla, por lo tanto, flotamos encima de esta. O al menos, esa era su teoría. Y la explicación para los movimientos como temblores se debe a que no hay bases fijas que sostengan la Tierra. Esto por encontrarse sobre agua, de la cual según se aprecia, estaba convencido de que derivaba el sustento de todo.

Aportaciones significativas que dieron la vuelta al mundo

Es conocido que Tales de Mileto desarrolló un método que permitió comparar sombras para medir las pirámides egipcias. Sobre todo, con el objetivo de saber con exactitud su altura exacta. En tal sentido, esperó a que llegara un momento clave del día para su probar su idea. Se trataba de que la sombra de la pirámide era técnicamente de igual tamaño que su cuerpo. Gracias a ello, pudo establecer una comparación de ambas que permitió alcanzar el resultado que esperaba.

Ahora bien, referente a su filosofía, es posible que se haya transmitido por siglos a través de la palabra hablada. En otro sentido, se resalta nuevamente el hecho de que no existen escritos que este griego haya dejado como prueba. Pero aun tomando en cuenta esto, las distintas investigaciones realizadas por biógrafos dan fe de sus corrientes de pensamiento.

Como se ha venido mencionando, Aristóteles hace alusión a muchos de los estudios de Tales, contrastando con su propia opinión. Brinda el crédito de la obra de Tales de Mileto y lo reconoce como el primer filósofo. Posición que se sustenta, puesto que fue la primera persona en estudiar las causas y principios. Su obra se sigue transmitiendo por generaciones.

La labor de Tales de Mileto dio inicio a grandes estudios

Por décadas y siglos, Tales de Mileto ha formado parte esencial de la concepción de la filosofía occidental. Como mayor hecho, sus estudios impulsaron a más personalidades en el campo de la ciencia posteriormente.

Su vida y contribuciones son extensas, dadas las diversas versiones de los acontecimientos. Sin embargo, de manera general se comprende el peso de su labor gracias a lo siguiente:

  • Fue el primer hombre que se interesó por conocer la verdad de hechos mediante puntos de vista racionales.
  • Por el mismo motivo, se le atribuye haber roto con el uso de la mitología y la fantasía. Esto ya que ambos conceptos se concebían para dar respuesta a diferentes situaciones.
  • De acuerdo a Diógenes Laercio, escribió sobre astrología.
  • Algunos de los descubrimientos matemáticos que se mencionan en los Elementos de Euclides son atribuidos a Tales. Como la definición I. 17
  • Anaximandro y Anaxímenes fueron sus pupilos y continuaron su legado. Más adelante, los estudios tuvieron mayor éxito con Sócrates, Platón y Aristóteles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: