Organizadores gráficos: características, tipos y ejemplos

Organizadores gráficos: características, tipos y ejemplos

Los organizadores gráficos son esquemas creados para organizar la información de una manera netamente visual, facilitando la adquisición de conocimientos, pues son fáciles y rápidos de consultar. Permiten plasmar el contenido de una manera ágil, contribuyendo a que el aprendiz organice la información, por lo que le ayudan a entender y recordar mejor el contenido explicado.

Cuando se elaboran, se ponen en práctica diversas habilidades cognitivas, como la comparación de datos, el ordenamiento de hechos y la estructuración de información. Con los organizadores gráficos es posible explicar un tema, así como descifrar e ilustrar las asociaciones que tiene con otros temas.

Estos esquemas se usan para facilitar el entendimiento de nociones y conceptos, principalmente aquellos que tienen un alto grado de complejidad. Ya que, permiten sintetizar la información y mostrarla de una forma muy amigable.

Características de los organizadores gráficos

La intención principal de los organizadores gráficos es explicar un concepto determinado y sus nociones relacionadas de una manera visual, fácil de entender con rapidez. Las características de los organizadores gráficos más resaltantes son:

Explican una idea general con rapidez

El propósito de consultar estos organizadores es facilitar la adquisición de conocimientos, básicamente, porque explican una idea general con rapidez. Un buen organizador gráfico debe ser capaz de exponer los conceptos básicos del tema principal, con claridad y eficiencia.

Claros y precisos

Cuando se elabora un organizador gráfico es primordial seleccionar, apropiadamente, la información que mejor ilustre el tema principal y los conceptos relacionados. Pues, esta selección, determina el nivel de comprensión del tema principal, entonces si existen buenas explicaciones, los organizadores serán claros y precisos.

Presentan las relaciones entre los conceptos

Debido a que, los conceptos asociados a la idea central están interconectados entre sí, el objetivo de los organizadores es que presenten las relaciones entre los conceptos. Ya que, no es posible que existan conceptos aislados dentro de un organizador gráfico, puesto que todos deben tener vínculos claros.

Organizan la información bajo un criterio jerárquico

Aunque existen diferentes tipos de organizadores, dentro de todos es fundamental organizar la información bajo un criterio jerárquico. Pues, así es más sencillo entender la magnitud y las particularidades del tema, que se está desglosando, usando el organizador gráfico.

Organizadores gráficos: características, tipos y ejemplos

Facilitan la comprensión

El propósito fundamental de los organizadores es facilitar la comprensión del tema central, permitiendo que exista una aproximación fácil al concepto. Entonces, es importante que la estructura general del organizador gráfico sea suficientemente explicativa y que la información sea clara y concisa.

Usan conectores

Para visualizar las relaciones entre el concepto principal y los relacionados, los organizadores usan conectores, porque permiten expresar visualmente las conexiones.

Tipos de organizadores gráficos y ejemplos

Existen diferentes tipos de organizadores gráficos, que se pueden utilizar dependiendo del tema a estudiar o el problema a resolver. A continuación, algunos de los más usados, con algunos ejemplos:

Cadena de secuencias

La cadena de secuencias es una herramienta para representar una serie de eventos, como los ocurridos en la ejecución de un proceso. Dentro de este esquema, los eventos se representan en círculos, las relaciones se muestran con flechas y se leen siguiendo a las agujas del reloj.

La cadena de secuencias se utiliza cuando se requiere explicar conceptos que implican un orden cronológico. Por eso, se utilizan para estudiar hechos históricos, funciones biológicas y procesos industriales, todos eventos que se realizan bajo un criterio cronológico.

Mapa conceptual

Los mapas conceptuales son ideales para mostrar las relaciones entre conceptos diferentes de una manera muy clara y precisa. Los conceptos son encerrados dentro de círculos o rectángulos y los vínculos entre los conceptos son simbolizados por líneas conectoras.

Junto a las líneas conectoras es posible colocar explicaciones cortas, para comprender la información con mayor claridad y rapidez. Un buen mapa conceptual plasma la información de lo general a lo más concreto, de forma sintética, para facilitar la lectura.

Mapa causa y efecto

Los mapas de causa y efecto, también se conocen como mapas Ishikawa o diagramas de espina de pescado, por la forma del gráfico. A la derecha de la línea principal o espina, se coloca el tema, mientras que los distintos motivos que lo originan, se ubican arriba y debajo de la espina.

Los mapas Ishikawa son herramientas que ayudan a encontrar las raíces de un tema o problema, examinando todo lo que lo causa. Los mapas de causa y efecto tienen como función reflejar las diferentes causas que originan los problemas, permitiendo crear diversos escenarios.

Entonces, dentro de las organizaciones, contribuyen a conocer los procesos, favoreciendo la mejora de la productividad y la eficiencia de las empresas.

Cuadro comparativo

Los cuadros comparativos organizan los datos en columnas, donde son colocadas las particularidades de cada valor, en respuesta a los aspectos a evaluar, ubicados en las filas. Estos cuadros posibilitan visualizar con facilidad, las semejanzas y las desigualdades entre los valores expuestos en las columnas de las líneas horizontales.

Los cuadros comparativos pueden tener varias columnas, lo que tiene que ver con la cantidad de elementos que se desee analizar. Son sumamente valiosos para mostrar los beneficios y los inconvenientes de dos o más aspectos y también, para indicar lo que tienen en común y en lo que difieren. Son ideales para hacer comparaciones y reseñas de productos de cualquier índole, para orientar compras.

Organigrama

Los organigramas, como su nombre lo indica, son diagramas que organizan, que estructuran y dan forma a la información mostrando las jerarquías que existan. Son muy utilizados en las empresas, porque esquematizan de forma clara y precisa, los diferentes departamentos, funciones, cargos e inclusive, empleados responsables.

Usando un organigrama es posible entender, con un solo golpe de vista, la estructura completa de una empresa y sus relaciones de subordinación. Entonces se puede utilizar en cualquier tipo de organización, donde exista una jerarquía, como un hospital, una universidad, una fábrica o un departamento de cualquiera de estas instituciones.

De igual manera, un organigrama sirve para estructurar las tareas de los miembros de cualquier grupo de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: