Miguel de Cervantes: biografía y obra

Miguel de Cervantes

La obra de Miguel de Cervantes se desarrolló en los siglos XVI y XVII, entre el Renacimiento y el Barroco. Fue novelista, poeta y comediógrafo. Aunque su vida no fue un camino de rosas, tuvo tiempo para escribir su magnífica novela: El ingenioso hidalgo, Don Quijote de la Mancha, con la que obtuvo su mayor éxito. También, escribió La Galatea, Las novelas ejemplares, entre otras.

Solo en los últimos años de su vida logró conocer la tranquilidad y pudo disfrutar en parte de los beneficios de su obra. Cervantes tuvo y sigue teniendo una enorme repercusión en la literatura hispanoamericana.

Aspectos relevantes sobra la vida de Miguel de Cervantes

Miguel de Cervantes Saavedra nació en Alcalá de Henares, provincia de Madrid, en el año 1547. No se conoce mucho acerca de su infancia y educación. Según algunos, pudo haber estudiado con los jesuitas en Córdoba y Sevilla, e ingresar después en la Universidad de Salamanca.

Estatua de Miguel de Cervantes. Imagen de WIkipedia

Sin embargo, las opiniones más fidedignas señalan que Cervantes no cursó estudios universitarios, sino que fue autodidacta. Las experiencias vitales de Cervantes y su humanismo hacen de él un hombre tolerante que superó los límites de su época. Parece ser que fue discípulo de López de Hoyos, que en aquel entonces enseñaba humanidades en Madrid, y fue quien recomendó a Cervantes como camarero al prelado Acquaviva.

A finales del año 1569, se encontraba en Roma con el mencionado prelado, recorrió las principales ciudades de la península Itálica. Sin embargo, cambia pronto de oficio y se convierte en soldado del rey Felipe II.

Para 1569 ya formaba parte de la compañía del capitán Diego de Urbina. El 7 de octubre de 1571, tuvo lugar la batalla de Lepanto, en la que Cervantes fue herido. Sus heridas de guerra, así como su participación en la batalla, siempre le enorgullecieron.

Regreso a España

A finales del año 1572, restablecido de sus heridas, se incorpora al tercio de don Lope de Figueroa, y tres años después, don Juan de Austria le concede el permiso solicitado para regresar a España; pero al regresar cae en manos, junto a su hermano y otros compañeros, del griego Dali Mami, que se apoderó de la embarcación española y la condujo a Argel, donde se inició el período de cautividad con varios intentos de huida.

La familia de Cervantes consiguió reunir la suma necesaria para liberarle, pero Dali Mami decidió liberar a su hermano Rodrigo y prolongar el cautiverio de Miguel. Finalmente, tras diversos intentos frustrados de fuga, los trinitarios (religiosos de la orden de la Trinidad, fundada en 1198, cuyo objetivo primordial era rescatar a los cautivos que se encontraban en poder de los turcos) consiguieron liberar al escritor a cambio de 500 escudos.

Durante los cinco años que duró su cautiverio, Cervantes entró en contacto con otra cultura, y conoció las costumbres musulmanas y la tolerancia del “enemigo de la fe” a la hora de celebrar y respetar otros cultos.

Matrimonio de Miguel de Cervantes y sonetos

En el año 1584, contrajo matrimonio con Catalina de Salazar, a la que no menciona en sus obras. Dado que sus necesidades económicas se hacían cada vez más apremiantes, Cervantes se dedicó a escribir sonetos dedicados a hombres notables de la época y diversas comedias, hasta que consiguió el cargo de comisario de suministros de las galeras del rey en Cádiz, recibiendo por ello un sueldo humilde.

Enfermedad y muerte de Miguel de Cervantes

Cervantes murió a la edad de los 68 años, en 1616, padecía diabetes. Antes de su muerte, había manifestado su deseo de ser enterrado en la iglesia del convento de las Trinitarias Descalzas. Esto porque cuando estuvo preso, la congregación ayudó a que su hermano y él fueran liberados. Posteriormente, los restos fueron trasladados. Sin embargo, se desconoce el lugar exacto del lugar.

El Quijote de Miguel de Cervantes

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha es la obra cumbre de Miguel de Cervantes, publicada en dos partes, una en 1605 y la otra en 1615. En el prólogo de la primera parte, Cervantes hace una declaración de intenciones, afirmando que su obra “es una invectiva contra los libros de caballerías” y que su finalidad es “poner en aborrecimiento de los hombres las fingidas y disparatadas historias” de ese género novelesco.

En realidad, Cervantes fue mucho más allá de su expresa intención originaria, llegando a crear una obra sin precedentes. Con unos valores humanos de alcance universal y una voluntad crítica que trasciende la simple ridiculización de un género literario. Que ya por entonces se encontraba en plena fase de decadencia.

En sus meditaciones del Quijote, Ortega y Gasset afirmaban que “no existe libro alguno cuyo poder de alusiones simbólicas al sentido universal de la vida sea tan grande”. Y, en efecto, las escenas, los diálogos, las situaciones y los personajes creados por Cervantes constituyen un retrato asombrosamente representativo de la verdad humana.

El idealismo de don Quijote y el materialismo práctico de Sancho encarnan las dos posturas vitales básicas del ser humano. Es un dualismo en el que ya se habían basado otras creaciones literarias anteriores. Hasta entonces antagónicas e irreductibles, se influyen mutuamente y se complementan.

Obras de Miguel de Cervantes (1547 – 1616)

Novela pastoril (1585)

  • La Galatea.

Novela (1605 y 1615):

  • El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Novelas ejemplares (1613)

  • La Gitanilla.
  • El amante liberal.
  • La española inglesa.
  • El licenciado Vidriera.
  • La fuerza de la sangre.
  • El celoso extremeño.
  • La ilustre fregona.
  • Las dos doncellas.
  • Rinconete y Cortadillo.
  • La señora Cornelia.
  • El casamiento engañoso.
  • El coloquio de los perros.
  • Poema en tercetos (1614):
  • Viaje del Parnaso.

Comedias (1615)

  • El gallardo español.
  • La casa de los celos.
  • Los baños de Argel.
  • El rufián dichoso.
  • La gran sultana doña Catalina de Oviedo.
  • El laberinto de amor.
  • La entretenida.
  • Pedro de Urdemalas.
  • Entremeses (1615)
  • El juez de los divorcios.
  • El rufián viudo llamado Trampagos.
  • La elección de los alcaldes de Daganzo.
  • La guarda cuidadosa.
  • El vizcaíno fingido.
  • El retablo de las maravillas.
  • La cueva de Salamanca.
  • El viejo celoso.

No incluidas en el volumen

  • El trato de Argel.
  • El cerco de Numancia.

Novela bizantina (1617, póstuma):

  • Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: