Marlon Brando: biografía y filmografía

Marlon Brando

Marlon Brando ha sido considerado a lo largo de décadas una leyenda en Broadway. Así como en la pantalla grande, sus interpretaciones rebasaron totalmente las expectativas de reconocidas personalidades, entre ellas Tennessee Williams y Elia Kazan.

Alcanzó el éxito en Hollywood con una excelente preparación, de la mano de Stella Alder y, a su vez, la fuerte imagen que proyectaba. Asimismo, su atractivo físico y la forma tan versátil de acoplarse a cada papel cautivaron a espectadores y profesionales de la franquicia cinematográfica.

Los duros inicios de Marlon Brandon dieron paso a frutos exitosos

Nacido en Omaha, Nebraska; el 3 de abril de 1924, Marlon Brando contó con una importante influencia artística. Pues, su madre, Dorothy Pennebaker, también se dedicaba a la actuación, llegando a liderar un grupo teatral de la ciudad natal de Brando. Sin embargo, el matrimonio de sus padres no era un punto positivo para la vida del entonces joven Marlon.

Marlon Brando
Imagen de Wikipedia

La relación que mantenía con su padre, Marlon Sr., estuvo llena de conflictos, hecho que se evidenció cuando Pennebaker sucumbiera al alcoholismo. Adicional a ello, los hijos de la pareja decidieron tomar caminos diferentes, aun siendo muy jóvenes para poder ver realizados sus sueños.

Fue así como el futuro intérprete, apoyándose en su hermana mayor, Jocelyn, comenzaría a realizar distintos trabajos, desde la albañilería, hasta botones. Su objetivo era obtener una estabilidad económica que le permitiera subsistir y comenzar a escalar los peldaños que lo llevarían a situarse detrás del telón.

Con esa visión, se dedicó a su formación en la New School for Social Research, bajo la dirección de Erwin Piscator, en el Dramatic Workshop, donde enseñaba Stella Alder. Además, el Actors Studio formaba a los actores profesionales mediante el programa de escuela de teatro de posgrado en Drama School, en el cual también participó.

La exitosa obra que lo llevó a la gran pantalla

El famoso dramaturgo Tennessee Williams, maravillado por la sutileza y propiedad de Brando, al interpretar un papel, no dudó en depositar su confianza en él para encarnar a Stanley Kowalski en un tranvía llamado Deseo.

Tal fue la recepción que, para deleite del público, se originó la puesta en marcha de la versión de la obra en formato cinematográfico. Impulsando entonces con mayor propiedad la carrera de Marlon. Aunque ya había participado en su primera película bajo la dirección de Fred Zinnemann, en Hombres, ganó mayor popularidad gracias a su caracterización como Kowalski. Una interpretación del personaje que, hasta la actualidad, jamás fue superada por otro actor que se metiera en la piel del mismo.

Marlon Brando y su capacidad camaleónica de encarnar distintos personajes

El impecable talento de Marlon Brando dio paso a una larga estela de personajes del cine, que si bien se diferenciaran entre sí, aportaron frescura y demostraron la maravillosa capacidad del actor para acoplarse a cualquier tipo de papel. Como por ejemplo: su trabajo en El baile de los malditos, dando vida al Teniente Christian Diestl, humanizando el personaje a pesar de tratarse de un film bélico. Contrario a la personificación realizada en Julio César, cinta en la que se sumergió en el rol de Marco Antonio.

Para una mejor apreciación de sus innegables dotes, y muestra de su crecimiento profesional, Brando estudió la cultura japonesa a fin de representar a un habitante de un pueblo del país asiático. Se expresó con gestos y palabras propios de la región, en La casa de té de la luna de agosto, dejando en claro las técnicas de actuación por las que destacaba.

Polémica que se mantiene vigente

Existen hechos en la historia que, definitivamente, se renuevan cada día, rememorándose como si fuesen recientes. A continuación, se hace mención de esas situaciones particulares que causaron revuelo en la vida y carrera de Marlon Brando.

  • A sus dieciséis años ingresó a la Shattuck Military Academy, ubicada en Fairbult, Minnesota. Pero apenas con un par de años de formación se le expulsó, debido a su actitud rebelde e insubordinación a sus superiores.
  • Rumores apuntan que en varias oportunidades se dejaba ver con aspecto desaliñado para desviar la atención del público. Sin embargo, el efecto era contrario.
  • En el año 1972 se hizo merecedor de su segundo Óscar, gracias a su papel como Vito Corleone en El Padrino. Pero rechazó la estatuilla, en apoyo al manifiesto de la actriz de origen indio, Sacheen Littlefeather. Quien exponía las difamaciones originadas por la industria en el cine para con los indios americanos.
  • Su puesta en escena como “Jor- El”, padre biológico de Superman en la cinta de Richard Donner en 1978, no tuvo relevancia en el tiempo.
  • Durante el rodaje de la película Apocalypse Now, en 1979, el director Francis Ford Coppola se vio en la necesidad de grabar sus escenas. Utilizando sombras, puesto que Brando se presentó rapado y con exceso de peso.

Cuando la brillante trayectoria de Marlon Brando se eclipsó

A pesar de haber sido parte de una extensa cantidad de producciones de renombre para la época, Marlon Brando estuvo involucrado en situaciones muy polémicas. Mantuvo numerosas relaciones amorosas, de las cuales nacieron 11 hijos aunque solo tuvo tres matrimonios con las actrices Anna Kashfi (1957-1959), Movita Castaneda (1960-1962) y Tarita Teriipia (1962-1972) respectivamente; con quien mantuvo su unión hasta el día de su fallecimiento.

Por otro lado, el estadounidense no era dado a formar parte de los grandes eventos y convenciones para su gremio en Hollywood. De hecho, fue parte de movimientos que afectaban la imagen de la industria, razón por la que manifestaba su descontento.

Más adelante sus roles fueron yendo en declive, ya que Brando parecía dejar de lado las técnicas de actuación, por las que marcó un antes y después en la pantalla grande. Tomando un rumbo orientado cada vez más a su salario como actor para pagar sus altas deudas. Sobre todo, debido a la adquisición de sus propiedades en Tahití y las obligaciones contraídas luego de sus múltiples relaciones amorosas. Finalmente, pasó  sus últimos años en una especie de exilio autoimpuesto. Falleció a la edad de 80 años, en julio del 2004.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: