Organización social, política y económica de los Olmecas

Olmecas

Cuando se habla sobre la era precolombina, generalmente se asocia a las culturas Maya, Azteca y Tolteca. Sin embargo, existen evidencias que identifican a los aborígenes Olmecas como sus predecesores, siendo esta la “cultura madre de Mesoamérica”. En realidad, se desconoce el nombre que la identificaba, puesto que este término es de origen azteca. Se estima que habitaron entre los años 1500 a.C y 400 a.C. en las tierras bajas del Golfo de México.

El significado del vocablo “Olmeca” es: “habitantes de la región de hule”. Nombrados así por establecerse en zonas ricas en “árboles de hule” de donde extraían el material para procesar el caucho. Este dato concuerda con el hecho de que fueron encontrados balones de caucho como restos arqueológicos de esta civilización. El hallazgo sugiere que utilizaban el material, entre otras cosas, para practicar deportes, promoviendo organización y coordinación de los jugadores.

Organización social

A lo largo del tiempo, se han encontrado hallazgos arqueológicos como las gigantescas cabezas talladas de roca volcánica que se consiguieron y pesaban desde aproximadamente 20 toneladas. Según expertos, todo indica que cada cabeza tiene un tallado único y representa a un gobernante de la tribu. Además, las esculturas tuvieron que ser transportadas a más de 60 Km de distancia.

Imagen de Pixabay

Exponer la organización social de los olmecas resulta complejo debido a los escasos datos que se manejan actualmente. La información recaudada proviene de estudios realizados por arqueólogos e historiadores. Además, tiene fundamento en la recopilación de pruebas que han prevalecido en el tiempo narrando su comportamiento social. La información fue obtenida de las llamadas “ciudades reales y rituales” en las que esta civilización logró un asentamiento poblacional.

Su evolución social estuvo determinada por estas capitales o “ciudades rituales” donde vivieron los aborígenes. Por ello, se presume que la organización social de los olmecas fue sumamente centralizada. Existieron 3 ciudades principales para su asentamiento como civilización: San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes.

Características de la organización social de los Olmecas

  • Su principal característica es determinada por el sectarismo comunitario. Cada Rey-Sacerdote tenía a su mando un conjunto de familias, formándose de esta manera, núcleos sociales o comunidades aisladas. A este tipo de comunidad se les ha denominado “ciudades dispersas”.
  • La estratificación estuvo determinada por las actividades que desempeñaba cada aborigen en su comunidad. Claramente, aquellos que realizaban actividades agrícolas fueron dominados por quienes ejercían actividades de otra índole.
  • Los comerciantes y artesanos de relevancia se incluían al grupo dominante de la sociedad olmeca. Esto al mismo tiempo en que el campesino era obligado a trabajar las tierras y rendir tributos.
  • La labor de cada integrante del grupo estaba previamente establecida.
  • Los hombres ejecutaban el trabajo más esforzado y las mujeres se dedicaban a tejidos y artesanía con arcilla y barro.
  • El grupo considerado de alto mando civil, junto a los sacerdotes gozaban de privilegios. Por otro lado, La clase baja trabajaba en pro de la construcción de edificaciones mientras que la “élite” se encargaba de dirigir. Para garantizar la calidad y belleza de sus obras contaban con talentosos artistas y constructores.

Organización política

Políticamente, existía un carácter preponderante del factor religioso como dominio de la tribu olmeca. De hecho, se manifestaba un gobierno a manos de la llamada “casta chamánica”, donde las decisiones eran tomadas por “designio divino”. La persona que gobernaba era quien ejercía el sacerdocio, expresando hegemonía tanto en el ámbito político como en el religioso. Por ello, defendían su poder como primera autoridad demostrando el lazo de poder existente en la relación reyes-chamanes o reyes-sacerdotes.

Ciertamente, algunas familias formaban grupos que se disputaban las mejores tierras y ya en el poder, elegían a sus chamanes. De allí la teoría de que aquellos que poseían los mejores cultivos, eran quienes controlaban política y religiosamente la tribu. Por lo tanto, se confirma que la organización política de los olmecas estuvo íntimamente relacionada con el desarrollo agrícola y sus beneficios.

Características de la organización política de los Olmecas

  • La organización política olmeca se constituyó teocráticamente. De allí que toda decisión tomada por el chamán o líder de la tribu era “dirigida” por un dios. En consecuencia, el indicado para recibir o interpretar sus designios debía ser un sacerdote.
  • Los dueños de tierras eran quienes ejercían el gobierno. Se presumía que aquellos que cultivaban y cuidaban grandes extensiones de tierra eran los más capaces de ejercer el mandato.
  • La separación entre las leyes cívicas y religiosas fue prácticamente nula. La autoridad total recaía en la personificación del rey-sacerdote debido a que su decisión era “deseo de los dioses”.
  • Se estableció una forma de jerarquía que no solo monopolizaba las tierras, sino también recursos como el agua y las piedras.
  • Existió notable distinción entre las clases altas y los aborígenes subordinados que no poseían extensiones de tierras ni recursos minerales.

Organización económica de los Olmecas

La principal actividad económica de los Olmecas fue, sin lugar a dudas, la agricultura. Esta actividad se volvió preponderante para el sustento de la civilización, debido a la variedad de alimentos que cosechaban. En los grandes cultivos que trabajaron, obtuvieron víveres como: batata, aguacate, maíz, frijol, calabaza y ñame. Por ello, los campesinos establecían sus hogares en granjas alrededor de las ciudades. No obstante, esto no fue impedimento para que los campesinos practicaran la tala y la quema.

Actividades como la caza y pesca también se manifestaron en la economía olmeca, debido a la ubicación geográfica que ocupaban. Asimismo, el intercambio de piezas de arte propias de los aborígenes como figuras de cerámica y escultura no se hizo esperar. Se formaron alianzas con pueblos como Monte Albán o Teotihuacán donde se intercambiaban materiales como conchas, basalto y goma. Los olmecas fueron talentosos comerciantes.

Sus centros de mayor envergadura fueron las ciudades ubicadas en San Lorenzo, La Venta y Tres Zapotes. San Lorenzo era una tierra totalmente productiva, llena de haciendas y ríos que jugaron un rol preponderante en el riego. La Venta fue el área de mayor actividad pesquera y comercio por estar ubicado en costa. Por su parte, Tres Zapotes no tuvo mayor protagonismo en el comercio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: