Diez obras imprescindibles de la literatura mexicana

Diez obras imprescindibles de la literatura mexicana

La literatura mexicana desde sus inicios estuvo marcada por el mestizaje y la influencia de la Revolución mexicana para contar sus historias. Se ha caracterizado por una narrativa abundante, testimonial e hipnótica, que ha explorado gran variedad de técnicas mostrando un México surrealista.

La gran creatividad y capacidad de los escritores ha originado la existencia de obras imprescindibles de la literatura mexicana, que todos deben leer alguna vez.

Obras imprescindibles de la literatura mexicana

Estas son las diez obras imprescindibles de la literatura mexicana que más destacan dentro de una producción abundante de títulos:

Primero sueño

Es una composición sumamente extensa, la cual consta de casi mil versos. Es el poema más importante de Sor Juana Inés de la Cruz y fue publicado en 1692, dentro del Segundo Volumen de sus Obras Completas.

El poema diserta acerca del potencial intelectual del hombre y su incesante pesquisa de conocimientos, temas que parecen sencillos, aunque considerablemente complejos. El poema es un entramado de alegorías, en el que el hombre representa la cúspide de la creación, que gravita entre dos abismos, el real y el onírico.

Un sueño que es un viaje espiritual, que le permite conocerse y reafirmarse, mientras el alma titubea y el cuerpo despierta.

El laberinto de la soledad

Compuesta por nueve ensayos, “El Laberinto de la Soledad” es una recopilación que examina las expresiones, conductas y características básicas de la idiosincrasia azteca. Este libro fue publicado en 1950 y es considerado la obra cumbre de Octavio Paz, ganador del Premio Nobel de Literatura, en 1990.

Los ensayos buscan plasmar la naturaleza del mexicano como individuo y como sociedad, resaltando sus sentimientos de pesimismo e impotencia. En estos ensayos, Octavio Paz profundiza en los sucesos históricos que, según su visión, originaron el rasgo pesimista de la sociedad azteca.

Confabulario

El segundo libro de Juan José Arreola, “Confabulario”, publicado en 1952, aglutina una serie de relatos cortos, llenos de sarcasmos e ironía. Relatos inspirados en situaciones cotidianas y absurdas, que profundizan en sentimientos como el amor, la desilusión y la soledad del hombre, invitando a reflexionar.

Es una obra fundamental de la renovación cultural y literaria mexicana de mediados del siglo XX, de una profunda relevancia por sus características estético-literarias.

En “Confabulario”, Arreola utiliza una opulenta cantidad de metáforas zoológicas, con cuentos de horror kafkianos, donde satiriza los valores occidentales, ocultos tras inocentes parodias publicitarias. Recursos con los que explora el fracaso, lo absurdo de la existencia y las relaciones infértiles, exponiendo múltiples facetas humanas.

Diez obras imprescindibles de la literatura mexicana
Juan Rufo (1917 – 1986)

Pedro Páramo

Si existe un libro realmente mexicano por antonomasia, ese es “Pedro Páramo”, la primera y única novela de Juan Rulfo. Es un texto misterioso y fantástico, publicado en 1955, que atrapa al lector con dos historias:

  • La de Juan Preciado, quien buscando a su padre, Pedro Páramo, va a Comala, un poblado azotado por los embates de la Revolución.
  • La de Pedro Páramo, un cacique corrompido por el poder, durante la Revolución.

Un relato donde Juan Rulfo utiliza el realismo mágico, por primera vez, para crear poderosas imágenes dentro de las expresiones de la literatura latinoamericana. Lo hace, evocando el misticismo de los rituales aztecas en un México desértico, retratado en Comala, una aldea fantasma con voces enigmáticas y calles desoladas.

De acuerdo con el periódico El Mundo de España, forma parte de la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, traducido a más de 30 idiomas.

Balún Canán

La escritora y poeta mexicana Rosario Castellanos publicó su primera novela “Balún Canán” en 1957, una historia ambientada en Chiapas. La que a través de sesenta y seis capítulos narra en orden cronológico, el ocaso de los terratenientes chiapanecos, a causa de la reforma agraria de los años 30.

La novela está ubicada dentro de la corriente indigenista y relata la confrontación que se originó por el control de los terrenos entre la oligarquía y la comunidad indígena.

Aura

Publicada en 1961, “Aura” es una novela de apenas 64 páginas, desarrollada en base a tres personajes: el historiador, la viuda y su sobrina, Aura. Es una novela que embruja, lúcida y a la vez, alucinante, que explora la hermosura dentro del horror y lo verdadero dentro de lo imposible. Donde, además, la vida se sacrifica por amor y hasta la inmortalidad tiene un precio, que algunos están dispuestos a pagar.

Narrada en un tono oscuro y lúgubre, en ella, Carlos Fuentes logra que el lector sienta desesperación, desagrado y claustrofobia al describirse la casa y el ambiente que se vive. Con una inusual combinación de romance y terror, “Aura” es parte del boom latinoamericano ocurrido entre 1950 y 1970, una de las novelas más importantes del siglo XX.

Noticias del Imperio

La tercera de Fernando del Paso Morante, “Noticias del Imperio” es una novela histórica, de 668 páginas, publicada en 1987. En ella, narra desde su punto de vista, la instauración del Segundo Imperio Mexicano, con Maximiliano de Habsburgo y su consorte, Carlota de Bélgica.

Esta obra se reimprimió 20 veces en 10 años, siendo traducida al alemán, francés e italiano, por lo que en 2007, la revista Nexos la escogió como la mejor novela mexicana de los últimos 30 años.

Como agua para chocolate

La primera novela de Laura Esquivel, “Como agua para chocolate” fue escrita en 1989, utilizando el realismo mágico como herramienta narrativa.

Esta obra cuenta la historia de Tita, sus amores y su familia, a través de las recetas de cocina típicas de la época de la Revolución Mexicana. Resalta la importancia de la cocina, al utilizar las recetas típicas para expresar los sentimientos y encontrar consuelo tras una decepción amorosa.

El boom que causó la novela le valió su inclusión en la lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX, por el periódico español El Mundo. La novela utiliza el realismo mágico para crear una narrativa llena de misticismo, que es un homenaje sublime a la gastronomía mexicana.

Diablo Guardián

Una novela, que es un referente de la literatura mexicana contemporánea es “Diablo Guardián”, de Xavier Velasco, ganadora del Premio Alfaguara, en 2003. Un relato centrado en la inmigración, que relata el viaje de Violetta, una quinceañera mexicana, que ama el lujo y el confort.

Que luego de robarles cien mil dólares a sus padres, cruza la frontera vía Nueva York, donde vivirá los excesos y amores que esta ciudad ofrece, comenzando así una nueva etapa en su vida.

Leonora

La novela de Elena Poniatowska, publicada en 2011, “Leonora” cuenta la vida de Leona Carrington, una pintora y escultora, con un espíritu indomable y una vida fascinante. Un libro donde Elena, nos regala una lección impresionante de maestría narrativa, que reafirma el porqué mereció ganar el Premio Cervantes.

Durante el desarrollo de la historia, no hay distancia entre Elena, la narradora y Leonora, la protagonista, porque ambas se funden a través del lenguaje y las imágenes.

Una intertextualidad impresionante, un diálogo de textos brillantes, que se acoplan con perfección para contarnos la vida de esta extraordinaria pintora surrealista. Es un trabajo lleno de amor, el que Elena Poniatowska nos regala, una obra basada en alguien que conoció, entrevistó y admiró mucho, Leona Carrington.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: