Leonardo da Vinci: quién fue, vida y obra

Leonardo Da Vinci

Leonardo da Vinci es considerado uno de los renacentistas más instruidos en todas las áreas del conocimiento humano. Fue un sabio que se adentró en temas diversos, como del arte y la ciencia.

Abarcó áreas como la pintura, escultura y arquitectura. De igual forma, la aerodinámica, hidráulica, anatomía y la botánica. Sus investigaciones científicas fueron menospreciadas en su época. Por el contrario, la obra pictórica tuvo un reconocimiento importante, llegando a ser catalogado como un maestro con la capacidad de expresar la belleza en sus obras.

Junto con Miguel Ángel y Rafael, formaron la tríada de los grandes maestros del Cinquecento. A través de los siglos, su figura continúa siendo un enigma para muchos, con visiones triviales y otras inquietantes, lo que hace de este personaje un visionario adelantado a su tiempo.

¿Quién fue Leonardo da Vinci?

Nació el 15 de abril del año 1452, en una villa toscana de Vinci, territorio de la familia Medici y República de Florencia. Fue hijo natural de una campesina de nombre Caterina Buti del Vacca. Junto con Ser Piero Fruosino di Antonio da Vinci, un adinerado notario.

Imagen de WIkipedia

Desde su infancia manifestó curiosidad, realizaba dibujos de animales mitológicos inventados por él mismo. Su padre, al tanto del talento que poseía su hijo, le permite alistarse como aprendiz en el taller de Andrea del Verrocchio, donde Leonardo aprendió pintura, escultura y técnicas artísticas.

Se presume que su primer trabajo consistió en la construcción de la esfera de cobre proyectada por Brunelleschi, en la iglesia de Santa María dei Fiori. Además, Leonardo asistía al taller de Antonio Pollaiuolo, en donde realizó sus primeras investigaciones en el área de anatomía. También, aprendió latín y griego.

Su inmensa creatividad y audacia con el pincel no tardaron en superar la de sus maestros. Un ejemplo de ello, es el cuadro Bautismo de Cristo, donde se aprecia una enorme diferencia entre los ángeles pintados por Leonardo y la tosquedad del Bautista realizado por Verrocchio.

En esta obra fue donde Leonardo usó por primera vez la novedosa técnica de la pintura al óleo. Durante este período, las obras de mayor relevancia fueron: San Jerónimo y un gran panel llamado La adoración de los Magos. Trabajos inconclusos, pero de innovador dinamismo caracterizados por la excelente aplicación de la técnica del claroscuro. A sus treinta años de edad, Leonardo al ver que no obtenía el apoyo de Lorenzo el Magnífico, decide partir a la ciudad de Milán.

Importantes aportes de Leonardo da Vinci

Trabajó por 17 años para el poderoso Ludovico Sforza, ocupando el cargo principal de ingeniero militar. Además, de la pintura y escultura realizó proyectos en el campo hidráulico, mecánico (sistemas de palancas) y la arquitectura. Durante este período se basó en las teorías matemáticas de Leon Battista Alberti y de Piero della Francesca, para iniciar el planteamiento de una ciencia de la pintura.

Villas espaciosas

La peste que azotó a Milán le permitió ver el hacinamiento y suciedad de la ciudad. Por lo tanto,  se inspiró para ejecutar un proyecto de villas espaciosas, realizando planos para canalizar los ríos e innovadores sistemas de defensa ante la artillería enemiga.

 El caballo Sforza

Recibió por parte de Ludovico el encargo de realizar un monumento en honor de Francesco, el fundador de la dinastía Sforza. Leonardo trabajó en el proyecto del “gran caballo” durante 16 años. Sin embargo, no logró culminarlo, este modelo de barro fue destruido después durante una batalla.

Tratado De la divina proporción

En el año 1496 ilustró el tratado De la divina proporción, que fue el resultado de su amistad con el fraile franciscano matemático Luca Pacioli.

Códice Atlántico

En la década de 1490 las investigaciones fueron guiadas por el ideal del saper vedere. Una serie inconclusa que, posteriormente, se recopilaron en el Codex Atlanticus. Incluía trabajos que iban desde diferentes disciplinas de arte (pintura, arquitectura), hasta las de ciencia (mecánica, anatomía, geografía, botánica, hidráulica, aerodinámica).

La Virgen de las Rocas

En el año 1483 fue contratado por la hermandad de la Inmaculada Concepción. La finalidad era hacer una pintura para la iglesia de San Francisco. Leonardo inició en esta época dos versiones de la Virgen de las Rocas, que culminó veinte años más tarde.

Retratos históricos

Durante este mismo período realizó el retrato de Ginevra de Benci y de La belle Ferronniére. Para el año de 1498, finalizó un mural para el refectorio del convento dominico de Santa María dalle Grazie, denominado La última cena, que llegó a convertirse en su definitiva consagración pictórica.

Ingeniería

A finales del año 1499 abandona Milán y llega a Venecia, donde la Signoria lo contrató como ingeniero militar. Diseñó diversos artefactos innovadores tales como: una clase de submarino individual, grandes piezas de artillería, barcos con doble pared, entre otros. Pero, los costos de fabricación eran excesivos por lo que sus ideas no pasaron más allá de bocetos.

Leonardo da Vinci regresa a Florencia, para entonces la ciudad era dominada por César Borgia, hijo del papa Alejandro VI. Fue contratado nuevamente como ingeniero militar, recorrió los territorios del norte. El trabajo consistió básicamente en el trazado de mapas, cálculos de distancias y en la proyección de puentes y nuevas armas de artillería.

La Mona Lisa

Una de las pocas obras culminadas de Leonardo fue el retrato de Mona Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, motivo por el cual este cuadro es conocido como La Mona Lisa o  La Gioconda. Se desconoce quién encargó este retrato, que Leonardo llevó consigo hasta sus últimos años en Francia, donde lo vendió al rey Francisco I.

El cuadro de La Mona Lisa ha pasado por diversos sucesos, y ha sido considerado como un resumen del talento y de la ciencia pictórica de Leonardo da Vinci.

Los últimos años de Leonardo da Vinci

En sus últimos años trabajó para el Vaticano, sin grandes obligaciones, dibujó mapas, estudió antiguos monumentos romanos. Además, diseñó una gran residencia para la familia Médicis en Florencia. En 1516, tras la muerte de su protector Giuliano de Médicis, abandona Italia para irse al palacio de Cloux, bajo el cargo de primer pintor, arquitecto y mecánico del rey.

Se concentró en la redacción de su Tratado de la pintura, el cual nunca concluyó. Realizó dibujos sobre temas bíblicos y apocalípticos. Además, completó el enigmático San Juan Bautista.  A partir de 1517, su salud comienza a quebrantarse, perdió la movilidad de su brazo derecho. Pero aun así, con su mano izquierda continuó realizando bocetos de proyectos urbanísticos, de drenajes de ríos y decoraciones para las fiestas del palacio.

Leonardo da Vinci muere el 2 de mayo de 1519 en Cloux. En su testamento traspasaba a su discípulo Melzi todos sus libros, manuscritos y dibujos. Las ideas de Leonardo da Vinci, tuvieron que esperar siglos para demostrar su factibilidad. Una de estas ideas encontrada, después de su muerte en sus apuntes, era la de la construcción de casas prefabricadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: