Las leyendas mexicanas cortas más populares

Leyendas mexicanas

México es uno de los países de América con gran diversidad de elementos culturales influyentes alrededor de todo el mundo. En las leyendas mexicanas, se mantienen vigentes creencias que se aplican a situaciones cotidianas diarias, hasta la actualidad.

En muchos pueblos, las historias trascienden a lo largo del tiempo, formando parte importante de la identidad de sus habitantes. Generan un atractivo local, así como en materia de cultura general. De hecho, es fascinante que algunas leyendas de un país tengan tanta relación y similitud con las de otros.

Algunas de las leyendas mexicanas más trascendentales

Narrando incluso datos históricos y personajes fantásticos, las leyendas mexicanas ocupan una fuerte posición en el pensamiento de su gente.  De hecho, aquí puedes conocer algunas de las más famosas.

Leyendas mexicanas
Callejón del beso. Imagen de Wikipedia
  • El Popocatépetl y el Iztaccíhuatl: basada en la historia de amor entre un guerrero y la hija de un jefe. Dos volcanes que colindan en Puebla, México llevan sus nombres como simbolismo de la leyenda.
  • El callejón del beso: las parejas que transitan por la zona, acostumbran a pasar por el callejón y es tradición darse un beso en este, ya que solo de esa manera un joven pudo despedirse de su amada luego de que su padre la asesinara.
  • Las pastoras de piedra: un grupo de peregrinos dirigidos por dos pastoras de Teloloapan se dirigían a rendir tributo al Señor de Chalma. Deteniéndose en el camino, las mujeres se arrepintieron de sus promesas. Cuando el resto volteó a verlas, donde habían estado se encontraba un par de rocas con siluetas femeninas.
  • La princesa Donají: Donají fue decapitada durante la guerra entre mixtecos y zapotecos. Nunca se supo dónde reposaba su cabeza. Tiempo después, un pastor de Oaxaca la encontró bajo tierra y la llevó a reunirse con su cuerpo.

Leyendas mexicanas que han aterrorizado a los habitantes

La llorona

Se trata de una leyenda que ha transcendido barreras. De hecho, llegó hasta la industria del cine. Cuenta la historia que una mujer asesinó a sus hijos y luego fue condenada a morir. Al parecer tomó la fatal decisión debido a que el padre de las victimas contrajo matrimonio con una mujer adinerada, igual que él. Después de lo sucedido, se dice que su alma ha penado en las calles y se escucha llorar alrededor de las 2 de la mañana, arrepentida de haber cometido los horribles actos.

Isla de las muñecas

En Xochimilco, canal turístico de la ciudad de México hay un lugar muy curioso, cubierto con una gran cantidad de muñecas. Según cuenta la leyenda, el propietario del área, Julián, decidió distribuirlas para alejar el espíritu de una niña. Al parecer falleció entre los lirios. Con el pasar del tiempo, el lugar se volvió famoso y cada vez aumentaba la cantidad de muñecas, ya que los visitantes llevaban una para la protección.

Además, Don Julián también contaba que podía ver a una hermosa sirena, quien se lo quería llevar. Tiempo después, curiosamente, fue encontrado muerto en el sitio donde decía visualizar a la sirena.

La Bruja de Coyoacán

Otra de las leyendas mexicanas más populares, relata la historia de un hombre muy enamorado de su esposa. Pero que sentía curiosidad sobre el desayuno que le preparaba cada mañana, moronga, un embutido de sangre. Un día, le comentó a su compadre lo que hacía su mujer. Este extrañado comenzó a indagar y escuchó que en el pueblo se comentaba sobre que la esposa de su compadre era una bruja.

Para aclarar sus dudas, se escondieron mientras observaban a la mujer convertirse en una bola de fuego, dejando en el piso su piel. Seguidamente, confirmaron los rumores. Querían evitar que la mujer se transformara en humana nuevamente, por eso quemaron su piel y vieron como los rayos del sol acabaron con la bruja. Sin embargo, cuentan los habitantes que cada 2 de noviembre, regresa para acabar con los galanes e infieles del pueblo.

El papel de la muerte en las leyendas mexicanas

En muchas familias es tradición que se transmitan relatos en cada generación sobre distintos hechos que ocurren en la vida. Es decir, historias que se convierten en leyendas con el paso de los años, ayudan a comprender mejor ciertas situaciones.

Cabe destacar que la mayoría de las leyendas mexicanas tienen en común un hecho significativo para su cultura. Se trata del papel que ocupa la muerte dentro de sus creencias y costumbres. Por ejemplo, Popocatépetl partió a la guerra con la promesa de que regresaría con Iztaccíhuatl en cuanto le fuera posible. Pero no contaba con que otro guerrero azteca mentiría a su amada diciéndole que este había muerto.

Según cuentan, los dioses decidieron unirlos aún después de la muerte. Un simbolismo de que aún ni la muerte puede separar a los seres que se aman profundamente. Por otro lado, la joven del callejón del beso murió por amor y aún décadas después se encuentra vigente su historia. Debido a ello, se adoptó una tradición que siguen los enamorados que visitan en lugar. La muerte es un tema que en este país va más allá de la partida física de una persona, pues en el ámbito espiritual representa un gran rol.

Folclore y creencias que datan desde tiempos prehispánicos

Las leyendas que se han mencionado en los apartados previos, son solo unas pocas de su extensa cantidad en todo México. Asimismo, otras que se mantienen vivas hasta este día son: el nagual, el colibrí maya.

El Nagual. Imagen de Wikipedia

Se puede señalar el caso del nagual, donde personas con poderes sobrenaturales se transformaban en animales. Estas creencias se transmitieron a la gente después de los tiempos de los dioses de la cultura mexicana.

Por su parte, se dice que al crear la Tierra, los dioses mayas asignaron a cada animal una tarea. Pero se dieron cuenta de que necesitaban quien transmitiera pensamientos, así como las ideas y deseos de todos. Por ello, tomaron una piedra de jade que era lo único que les quedaba para su creación. Al culminar soplaron sobre la figura y emprendió el vuelo, entonces se originó un nuevo ser llamado colibrí.

Estas narraciones datan de épocas antiguas y su influencia cultural se mantiene arraigada. Sean habitantes nativos o provenientes de otros lugares, la esencia que estas leyendas mexicanas transmiten a su población es sublime.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: