La ilustración: características generales y consecuencias

La ilustración

Es aceptable comparar la ilustración con una especie de iluminación que produjo el despertar de Europa y América. En épocas del siglo XVIII, los expertos en filosofía afianzarían sus estudios para fortalecer la cultura que se aproximaba. Todo transcendería, los distintos pensamientos no serían castigados y el hombre alcanzaría la felicidad absoluta.

¿En qué consistía la ilustración?

Se basaba en un movimiento adoptado por la burguesía para extinguir un orden enmarcado en Europa, que impedía el uso de la razón. Por eso se le considera un factor democrático en donde los gobiernos, incluyendo Latinoamérica, modificaron las normas antidemocráticas.

Imagen de Wikipedia

Desde el sentir de épocas modernas, la ilustración intentaba mostrarse y cambiar el pensamiento de clases dominantes. En contraste, señalaba el sentimiento de esperanza a la humanidad adaptando ideologías de libertad. Un objetivo novedoso, ya que el hombre permanecía bajo supervisión, reprimiendo su esencia verdadera siendo incapaz de actuar por sí mismo.

Es importante acotar su influencia en el desarrollo de ideologías progresistas.  De ahí que el socialismo y el anarquismo nacieran en el siglo XIX. Más allá de constituir una manifestación en contra de políticas y derechos, impartía amor por el prójimo y por la tierra.

La firmeza del racionalismo

“El siglo de las luces”, específicamente haciendo referencia al siglo XVIII, una época donde el conocimiento empezaba a adquirir relevancia. Por este motivo, la ilustración se caracterizaba con la palabra racional. Muchos escritores de filosofía y ciencia, empleaban el término al abordar creaciones de literatura.

La idea era otorgar credibilidad, exprimir el conocimiento del hombre a un nivel superior, otorgándole capacidad de entendimiento. Sirva de ejemplo los saberes religiosos, de donde surge el término “Deísmo” con gran firmeza.

Los influyentes de la ideología, ratificaban la existencia de un Dios, pero al mismo tiempo argumentaban desconocimiento. Es decir, el hombre no contaba con el poder para contactar tal espiritualidad o explicar acertadamente de qué se trataba.

Laicismo: establecimiento de la cultura

Con el deísmo, los ilustrados comenzaron a percibir irregularidades en la religión. Generalmente, observaban como la iglesia ejercía poder en varios temas relevantes del mundo, por ejemplo; educación, economía y hasta política.  

Por eso la ciencia dudaba de los dogmas religiosos, imponiendo contradicciones entre lo que se creía sagrado y el conocimiento. Como resultado, cada hombre establecía un compromiso con Dios desatendiendo ordenanzas religiosas.

A partir de entonces, se crea una cultura Laica en Europa dividida en cristianismo y ateísmo. La iglesia reprochaba el pensamiento burgués, además identificaban su forma de vida como una farsa mediante el comercio.

El derecho a la felicidad y la ilustración

Este movimiento pretendía interceder por la felicidad del hombre, eliminar el reconocimiento solo de obras perfectas. En efecto, consideraba que una gratificación debía ser un derecho esencial.

El sentimiento de alegría estaba en manos de las autoridades, producto de la desigualdad social. Anteriormente, solo se aplaudían aquellas acciones correctas de cumplimiento legal. Con los burgueses todo cambió, tiranías, ignorancia al pueblo, supersticiones y otros aspectos, ya no perjudicaban la vida gozosa de un pueblo.

La naturaleza del hombre

En primera instancia, el hombre es una pureza y a su vez un cambio de destrucción en su propio mundo. Esta creencia estuvo apoyada por Rousseau, un predominante racionalista de la época. Manifestaba que la cultura incidía en el comportamiento humano, creando costumbres nocivas.

Resumiendo, el hombre primitivo constituye grandes diferencias ante aquel que se encuentra “civilizado”. Así pues, el distinguido radical se convirtió en una célebre figura expresando la frase “el hombre nace libre, pero en todas partes está condenado”

Es por eso, que el movimiento enaltecía la espiritualidad del individuo, su capacidad y el desplazamiento de una vida sin limitaciones.

Utilitarismo

Otro aspecto del movimiento se vincula con el utilitarismo, significando un valor educacional. En ese tiempo, el arte y la literatura prácticamente comprendían un entretenimiento popular.  En consecuencia, el aprendizaje mediante esas vías no resultaba favorable.

Los ilustrados, en especial Benito Jerónimo Feijoo, efectuaron una serie de ensayos con el fin de extinguir malos hábitos. La sociedad demostró efectos positivos, generando un ambiente de personas con razonamientos adecuados.

Consecuencias producidas de la ilustración

La cultura marcó diversas áreas importantes de la humanidad, tales como:  

  • Arte: la pintura reflejaba una imagen distinta a lo que se venía realizando. A partir del siglo XVIII, el arte enfatizaba escenas rutinarias y mundanas del hombre.
  • Despotismo ilustrado: a pesar de que los monarcas de España continuaban con el absolutismo, apreciaban el movimiento y deseaban mejorar. Por esto, aplicaron el despotismo ilustrado asegurando una progresiva educación.
  • Política: la influencia cultural apresuró la llamada revolución Francesa, desterrando del poder a los antiguos gobernantes.
  • Ciencia: nuevos descubrimientos salían de mentes extraordinarias como Galileo Galilei, conocimientos que en la actualidad aportan coherencia en investigaciones científicas.
  • Religión: en este caso, las iglesias controlaban todo tipo de creencias, suprimiendo ideas científicas. Después del acontecimiento, se procedió a la apertura de bibliotecas, museos y universidades.

Reconocidos pensadores del siglo XVIII

Francisco María Arouet (Voltaire)

De parís, con un espíritu arrollador, desarrolló un fuerte papel en la Revolución Francesa. Lo que es lo mismo, enfrentó con regulares críticas las políticas aplicadas, basadas en el absolutismo. Debido a sus pensamientos, fue encarcelado en Francia, aunque este acontecimiento no pausó su lucha frenética.

Entregó al pueblo seguridad y autoridad, aspectos suficientes para el pensamiento de igualitarismo.

Montesquieu

Charles Louis de Secondat (Montesquieu), también se desempeñó en medio de la revolución francesa, convirtiéndose en un popular filósofo. Por otro lado, aportó importantes libros, uno de ellos fue la obra “El espíritu de las Leyes”. Asimismo, ratificaba su concordancia con una nación perfecta, integrada de tres fundamentos democráticos: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

Voltaire y Montesquieu, además de otros predominantes filósofos contribuyeron a la elaboración de una Enciclopedia. Se trataba de una obra majestuosa que incorporaba temas de política, arte, ciencia, etc. Cada contextualización, narraba los aconteceres del siglo causado por el movimiento cultural.

La llegada de la Modernidad

El Occidente resguardaba cantidades de saberes en mentes escondidas por un gobierno limitante y una religión cerrada. Dicho brevemente, la población creció a pasos gigantes, haciendo del mundo un lugar maravilloso de muchas curiosidades y libres ideologías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: