Los juegos tradicionales mexicanos más populares

Los juegos tradicionales mexicanos más populares

Los juegos tradicionales son una parte fundamental de la cultura de una sociedad. Es mediante los juegos que los niños y niñas se acercan a sus primeros conocimientos, destrezas, nociones de roles sociales e incluso hacia las tradiciones de su país.  En ese sentido los juegos tradicionales mexicanos son una ventana a ese complejo y maravilloso mundo que es la propia cultura mexicana.

No hay que perder de vista un punto esencial. Los juegos y juguetes tradicionales no solo son valiosos para los niños que los juegan y los usan. También son valiosos para los adultos que los crean y los mantienen vivos (aunque ellos no jueguen) puesto que representan el legado de sus ancestros.

En definitiva,  los juegos tradicionales narran la historia y la cultura de un país. Por ello, si te interesa conocer más acerca de la cultura mexicana, a continuación podrás descubrir todos los detalles acerca de los juegos tradicionales mexicanos más populares.

Juegos tradicionales mexicanos

Trompos, yoyos y baleros

Existe una gran variedad de juegos tradicionales mexicanos, sin embargo, los más destacables son los juguetes tradicionales de destreza. Entre estos destacan principalmente los trompos, yoyos y baleros. Son juguetes que también están presentes en otros países latinoamericanos donde, igualmente, los consideran tradicionales.

  • El trompo es una pieza que puede ser artesanal o industrial, cuya forma es abultada en la parte superior y estrecha en la parte inferior. Los trompos artesanales, por lo general, poseen un mejor acabado y diseños más llamativos. El objetivo del juguete y del juego no es otro que hacer “bailar” el trompo, enrollándolo y arrojándolo con ayuda de una cuerda. 
  • Los yoyos han sido popularizados en el mundo al ser producidos en serie. Sin embargo, estos también son juguetes tradicionales consistentes en dos piezas de madera unidas por un pequeño cilindro y amarradas a una cuerda delgada. El objetivo del yoyo es dejarlo caer y devolverlo a la mano, así como hacer múltiples trucos que se aprenden mediante la práctica.
  • Los baleros son un juguete tradicional que consiste de dos piezas de madera atadas por una cuerda larga y delgada. Una de las piezas es hueca y con forma de cuenco, la otra es un delgado palo que encaja perfectamente en dicho cuenco. El objetivo es sencillo: agarrando la pieza delgada se debe ensartar la pieza grande con un solo movimiento y con una sola mano.
Los juegos tradicionales mexicanos más populares

Canicas, pirinolas y la matatena

Otros juegos de destreza populares son las canicas, las pirinolas y la matatena.

  • Las canicas se han popularizado en casi todos los países de Latinoamérica y el mundo y es casi seguro que tú o tus padres hayan jugado con ellas de pequeños. Estas pequeñas esferas desarrollan la motricidad fina y la puntería de los niños y niñas que juegan con ellas.
  • Las pirinolas son peonzas de formas hexagonales y octagonales. Son juguetes que se pueden adquirir con artesanos pero que también forman parte de juguetes incluidos en piñatas y fiestas infantiles. Su objetivo consiste en hacerlos girar hasta obtener algún número. Es un juego de destreza pero también implica el azar si se apuesta sobre el número que pueda salir.
  • La matatena, este es un juego que requiere una alta habilidad con las manos. Está conformado por una pelota pesada y pequeña y por una serie de piezas plásticas con formas muy particulares. El objetivo del juego no es otro que lanzar la pelota lo más alto que se pueda, agarrar piezas mientras está en el aire para finalmente atraparla de nuevo. Todo con una mano.

Juegos tradicionales mexicanos pre-hispánicos

México posee una gran diversidad de juegos tradicionales algunos de ellos prehispánicos y otros heredados de la época colonial. Algunos ejemplos de juegos prehispánicos son el kimbomba, la pelota purepechá y los diversos juegos de los Tarahumaras. Algunos de estos juegos son parecidos a deportes modernos.

  • El kimbombá es algo similar al béisbol en cuanto a su lógica: batear  la kimbombá (un cilindro de madera con las puntas curvas) con una vara grande para ganar puntos y atraparla para evitar los puntos del contrario.
  • La pelota purepechá es similar al Hockey puesto que en ambos se golpea una pieza para hacer anotaciones con un palo con forma de ele. La diferencia radica en el terreno y la pieza con que se hacen los puntos. El purepechá se juega sobre tierra firme y con una pelota de algodón y mecate que en algunas ocasiones se impregna en combustible y se enciende en fuego.

El Kimbombá es de origen maya y la pelota purepechá es originaria de Michoacán. Por su parte, los juegos de los Tarahumaras son provenientes del estado de Chihuaha. Estos últimos son muy diversos tales como la carrera de arihueta, la carrera de bola, el nakiburi y la lucha tarahuamara.

Los juegos tradicionales y la elaboración artesanal

Una parte considerable de los juegos tradicionales mexicanos son elaborados por artesanos. Los juegos y juguetes artesanales no solo son variados sino que también poseen una insignia propia, la huella característica de su creador. En ese aspecto esencial los juegos tradicionales se distinguen por completo de los juegos y juguetes fabricados en serie.

Asimismo, algunos deportes como los arriba mencionados son únicos de la tradición mexicana. Estos juegos deportivos y los artesanos conservan una herencia de larga data. Los artesanos especialmente son herederos de técnicas que se han desarrollado y mejorado durante cientos e incluso miles de años. De allí que sea tan importante resguardar tales saberes y habilidades.

Los juegos artesanales también rinden cuentas del pasado prehispánico y colonial mexicano. Muchos juguetes como los soldados, los jinetes, las muñecas de porcelana, se introdujeron en dicha época. Por otra parte, los juegos de actividad física como las escondidas y el avión, también tienen una larga tradición en México y en el mundo y son esenciales para el desarrollo de los niños.

El juego no es solo una forma de entretenimiento. Del juego depende el desarrollo de muchas habilidades, el ingenio, la velocidad y capacidad de entendimiento. De allí que sea tan importante en la actualidad estimular, no solo la recreación de los niños a través de la televisión y los videojuegos, sino también acercarlos a las actividades físicas y a los juegos tradicionales mexicanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: