El legado de la misión Cassini

Misión Cassini

De pronto, una noticia surgió e impactó a los profesionales de la aeronáutica. Se trataba de la misión Cassini, su hora final había llegado, una eventualidad donde los científicos necesitaban actuar por el bienestar del planeta Saturno.

Con varios años de hospedaje en Saturno, logró conceder información relevante para el mundo y próximos estudios espaciales.

Un proyecto de la NASA

La misión Cassini, luego de 13 años, habría sido destruida en zonas gaseosas del planeta Saturno. En efecto, la nave descuidó su ruta, adelantando el final del recorrido.

Imagen de Wikipedia

Para ser más específicos, Cassini se convirtió en una de las primeras naves en investigar las maravillas ocultas de Saturno. Alertó de una posible vida, como consecuencia de descubrir un océano en Encélado. No solo presentó imágenes de este satélite, también mostró otras que residen en el anillo del planeta.

Anteriormente, recorrer los alrededores de Saturno resultaba bastante peligroso, pequeñas naves lo intentaban, pero durante un corto tiempo. Por eso, esta misión arrasó con todas las expectativas, laborando con un mecanismo inteligente y seguro.

Cabe señalar que su formulación fue un trabajo en conjunto de los siguientes organismos:

  • NASA- Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio
  • Agencia Especial Europea (ESA)
  • Agencia Espacial Italiana (ASI)

En 1997 habían concluido la fabricación y, por fin el 15 de setiembre, la nave dejó atrás el planeta tierra. Sin embargo, transcurrieron años para que en el 2004, invadiera el sistema de Saturno.

Rasgos importantes de la misión Cassinni

El costo de producción de la nave oscilaba entre los 3260 millones de dólares. Este valor era realmente elevado. Pero, al mismo tiempo, con los objetivos planteados reflejaba insignificancia.

De esta manera, el desembolso fue dividido: la NASA concedió  la mayor parte con una cifra de 2600 millones. Seguidamente, ESA aporto 500 millones. Por su parte, ASI, concretó con los gastos mediante la entrega de 160 millones.

Con un financiamiento sólido, iniciaron entonces el proceso de creación, destacando dos elementos. Por un lado, desarrollaron una potente sonda que denominaron “Cassini” en consideración al astrónomo Giovanni Cassini. El otro compuesto se relacionaba con el astrónomo Christiaan Huygens, nombrado módulo de descenso Huygens.

Una decisión consciente        

Los expertos estaban envueltos en una circunstancia compleja, cuando ocurrió el acercamiento de la nave con Titán. Esta cercanía fue el indicio de una gravitación fatal produciendo un escenario donde resultaba ser un beso de despedida. En otras palabras, la interacción entre la nave y el sistema Saturno, concluiría en poco tiempo.

La misión Cassini en una zona inhabitual, estaba propensa a impactar con una de las lunas de Saturno. Razón por la cual, los científicos se alarmaron y comenzaron a buscar opciones que favorecieran la estadía del Cassini. Estacionarlo no era convincente, ya que un choque inesperado provocaría una contaminación.

Con la posibilidad de vida en los sistemas lunares, todo se veía amenazante. De alguna manera, cada partícula de residuo provocaría daños y complicaciones en futuras exploraciones. Definitivamente con un combustible disminuyendo, la opción final codujo a una desintegración.

¿Qué capturó la misión Cassini en sus últimas horas?

A pesar de su indeseada destrucción, la nave continuó mostrando maravillas de una imagen completa del planeta Saturno. Las tomas se dividían en 80 imágenes, con ángulos perfectos para armar el paisaje de Saturno.

Por si fuera poco, 42 de esas imágenes contenían filtros espectrales reflejando una maravilla natural. Las lunas Encélado, Epimeteo, Jano, Mimas, Pandora y Prometeo no escaparon de una enfocada fotografía. Además, resaltaba un fondo repleto de estrellas.

De acuerdo con fuentes científicas, la nave apreciaba el panorama con una distancia de 1.1 millones de kilómetros hacia Saturno.

La misión Cassini y los años de grandes acontecimientos

En el año 2000, Cassinni avanzaba su recorrido y, de pronto, se encontraba a 10 millones de km del planeta júpiter. Asimismo, realizó una alianza con la nave Galileo para lograr una visión extraordinario de ese sistema.

Culminada la visita en compañía de Galileo, se despidió y prosiguió con miras al planeta Saturno. De esta manera, ofreció la primera imagen del planeta, 20 meses antes de posicionarse en él. La nave ubicada en el sistema Saturno descubrió diferentes lunas. Por lo tanto, en el 2005 emprendió un viaje. Esta vez, el objetivo estaba enfocado en la luna Titán. Por otra parte, el descenso careció de fuertes turbulencias y abarcó una duración de 2 horas y 27 minutos.

En el año siguiente, comenzó a extenderse la noticia de que Saturno contenía agua y docenas de lagos. El análisis del anillo externo de Saturno, resultó un lugar de nuevos conocimientos para el 2009. En concreto, descubrieron que las partículas flotantes en esa parte contenían sales de sodio.

Se debe agregar que aumentaron las posibilidades de habitar Saturno, al detectar gas hidrógeno en el 2017.

¿Vida en Saturno?

La sonda descubrió muchos aspectos del planeta y llamó la atención de los científicos, cuando una imagen reveló especies de relámpagos. Si bien es cierto, este fenómeno hasta el 2009, solo era presenciado en el planeta tierra. La NASA jamás había observado algo similar en otro sistema, por eso emergía una gran sensación de curiosidad.

Debido a su nivel de energía, los científicos señalaron su similitud con los rayos terrestres. En Saturno, producían sombras prominentes con un tamaño de cientos de kilómetros. Este aspecto lo aclaraba un astrónomo, señalando también que su forma no era similar a un rayo común en la tierra.

La misión Cassini: un éxito rotundo

La misión de Cassini fue el despertar de nuevos proyectos planetarios.  Esta nave nunca se detuvo, convirtiéndose en una poderosa arma de enormes ventajas, tales como:

  • Entrega y dedicación en la órbita del sistema Saturno.
  • Descubrimientos de factores necesarios para la existencia humana.
  • Resistencia por más de una década en ambientes desconocidos.
  • Identificación de una geografía montañosa en la Luna Titán.
  • Primeras imágenes de rayos no terrestres.

¿Acaso Saturno seguirá siendo foco de investigaciones?

Por supuesto que sí. Durante los largos años de exploraciones espaciales, el hombre ha procurado enviar potentes mecanismos como Cassini. El impulso es poder seguir estudiando lo desconocido. De hecho, intentan desarrollar una nave  con la capacidad de penetrar los océanos y aguas del sistema Saturno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: