Características y función del prólogo

Características y función del prólogo

El prólogo es la parte del libro que antecede a la obra escrita; puede ser hecha por el propio autor o por otra persona de más trayectoria o más conocido; difiere de la introducción porque no forma parte del texto, sino que da una idea de lo que trata el autor en las páginas siguientes.

El vocablo prólogo proviene del griego pro, que significa antes o en favor de, y logos que significa palabra, discurso o tratado. Lo que sugiere que el prólogo es el texto que aparece antes de la obra, texto o discurso.

La función del prólogo es la de presentar la obra o el autor a los lectores, de manera de crear una atmósfera de confianza a partir de la invitación taxativa que incluya en el texto.

Todas las obras literarias incluyen un prólogo en el que se sigue, por lo general, una estructura sencilla, que contiene algunas citas que aparecen en libro, interpretaciones personales, referencias a otros autores o algo de la biografía del autor en orden cronológico, que sirve para dar una idea del resultado de su trayectoria hasta llegar a la obra prologada.

Características del prólogo

  • El prólogo es una especie de antesala que escribe el autor de la obra u otra persona que la haya leído, para conocerla y poder hablar con propiedad.
  • Forma parte del grupo de textos preliminares de la obra, comúnmente denominados presentes.
  • No tiene el rigor literario de la introducción, que suele escribir el autor más a manera de presentación de la obra.
  • En muchas ocasiones, el nombre del prologuista es más relevante que la obra y que el autor a los que está prologando.
  • El prólogo se diferencia del prefacio en que, aunque el prefacio también es un texto preliminar, evidencia el plan del autor, sus puntos de vista, y donde se suele advertir acerca de las reservas que tenga el autor con el tema de la obra.
  • Forma parte de los textos que aparecen en la periferia de la obra, es decir, antes, como el caso de las dedicatorias, agradecimientos, introducción, prefacio y prólogo, o posterior, como epílogo, escolios, bibliografía, notas, índices analíticos y glosas, entre otros.
  • El prólogo se escribe después de haberse finalizado la escritura de la obra, para que el autor o el prologuista puedan recalcar algún punto, parte o situación particular que aparezca en la obra y que quiera que el lector capte.
  • El prologuista debe leer la obra previamente, de manera de tener la argumentación necesaria para armar el prólogo y poder hacer una invitación más acertada a la lectura del libro que prologa.
  • Cuando se trata de una obra que ha tenido varias ediciones o ha sido un éxito en ventas, lecturas, comentarios, críticas, etc., puede haber más de un prólogo, los cuales se ubican en orden cronológico de publicación de las obras; pueden estar incluidos el que haya escrito el propio autor y los escritos por los prologuistas en el transcurso de las reimpresiones que se hayan hecho.
  • Las obras consideradas clásicos de la literatura universal tienen diferentes prólogos que responden a las condiciones o preferencias de la casa editorial que las reedite, o al mercado al que esté dirigida esa edición; como, por ejemplo, Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, con prólogo de José Saramago de la editorial Alfaguara (2005).
  • El prólogo es la parte inicial de una obra, y su estructura hace referencia a hechos previos o reflexiones del autor con respecto al tema central.
Características y función del prólogo

Función del prólogo

  • La función del prólogo es la de ofrecer al lector una información extra, que incluya la interpretación de la obra por parte del prologuista.
  • Otra función del prólogo es la de presentar al autor, su trayectoria, hacer referencia a otras de sus obras o explicar si la presente obra forma parte de una saga.
  • Un prólogo hace énfasis en la interpretación, argumentación e información para que el lector comience de lleno a leer la obra.
  • A pesar de que el prólogo no es de lectura obligatoria, su función de informar constituye un aspecto de persuasión dirigida al lector. Además, tiene la función de resaltar aspectos de la obra que considere son de interés del lector.
  • Así mismo, la función del prólogo es la de proporcionarle al lector algunas claves que le permitan comprender las razones por las que el autor escribió la obra.
  • También sirve para dar a conocer las diferentes etapas que vivió el autor, aspectos de su vida personal y demás datos vinculados con la concepción de la obra.
  • El prólogo funciona igualmente para esclarecer algunos datos acerca del escritor con relación a sus cualidades, vida personal, familiares, etc.
  • El prólogo puede tener otros objetivos, como hacer comparaciones y establecer similitudes o diferencias con obras previas del autor, explicarlas y darle más datos válidos al lector para la mejor comprensión de la obra prologada.
  • Por lo general, el prólogo tiene la función de sumar información acerca de la obra; no se trata de un texto que hace aclaratorias, sino que aporta fundamentos para entender mejor el libro.
  • Puede hablar de la estructura, de cuál es la mejor forma de abordar la lectura y de la interpretación que debe dársele, a fin de evitar confusiones o tergiversaciones del texto prologado.
  • El prólogo puede servir para hacer mención a lo que inspiró al autor a escribir la obra; contar detalles de lo vivido por el autor previos a la escritura del libro.
  • Por otra parte, la función del prólogo es la de establecer comparaciones con otras obras del mismo autor o de otros escritores, y hacer conexiones que despierten el interés del lector.
  • Todas estas funciones del prólogo sirven en obras de cualquier género: humor, poesía, novela, ensayo y hasta tiras cómicas, como Toda Mafalda, de Quino, cuya reimpresión de 1997 a cargo de Ediciones de la Flor, contó con el prólogo de Daniel Samper Pizano.
  • Un prologuista puede aprovechar este espacio previo a la obra para contar una historia que recree la forma en la que conoció al autor, las referencias que tiene sobre él, y, claramente, la invitación a leer la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: