¿Qué es una Aurora Boreal?

¿Qué es una Aurora Boreal?

En el mundo ocurren varios fenómenos naturales que llaman la atención de todos y que son populares por ser considerados rarezas, por que requieren de características muy especificas para manifestarse. Entre todos estos fenómenos, uno de los más bellos e intrigantes son las auroras boreales.

Una aurora boreal es un espectáculo luminoso de un rango de colores que se hace visible en el cielo nocturno del polo norte de nuestro planeta durante los meses de invierno. En el polo sur se producen las auroras australes, y a ambas se les denomina auroras polares, debido a que se producen en los dos polos del planeta.

¿Cómo se produce una Aurora Boreal?

Las auroras boreales (o una aurora polar en general) deben su origen al Sol de la Vía Láctea, nuestra galaxia. Es sabido que el Sol emite vientos solares cargados de partículas (este viento también es conocido como radiación cósmica) que viajan por el espacio hasta llegar a la Tierra. Este flujo de partículas llega a la tierra y comienza a interactuar con la atmósfera después de chocar con el campo magnético del planeta, siendo desviado por el mismo, y gracias a la energía de este campo magnético, el flujo de partículas del viento solar es conducido hacia los polos.

El movimiento de las auroras boreales ocurre en la magnetosfera porque las partículas de la radiación solar se quedan atrapadas y los átomos de nitrógeno y oxígeno se activan al entrar en contacto con este flujo de partículas, lo que causa que colisionen entre sí y desprendan energía en forma de luz que se devuelve al espacio.

Para que las auroras boreales sean tan brillantes y llamativas, miles de millones de átomos de oxígeno y nitrógeno deben estar activos, porque cada uno de ellos solo es capaz de producir un destello muy mínimo y corto.

En pocas palabras, una aurora boreal se produce por la liberación de energía de los átomos de nitrógeno de la atmósfera provocados por la radiación cósmica. Este fenómeno de luces no solo es visible en nuestro planeta; las auroras pueden aparecer en todos los planetas con un campo magnético que desvíe la radiación cósmica.

Forma y movimiento de una Aurora Boreal

Debido a que el flujo de partículas o radiación cósmica se queda atrapado en la magnetosfera de la Tierra, su movimiento es limitado; vale destacar que dicho movimiento o presentación de las auroras boreales va a depender de la actividad o intensidad del viento solar.

Las auroras boreales pueden verse solo como resplandores en el cielo nocturno cuando la actividad del flujo de partículas es baja, o bien pueden ser arcos o coronas que se dan cuando la actividad es alta.

El movimiento es descrito como serpentino, variable e impredecible, pero siempre orgánico y fluido. Otra de las formas en que se describe a las auroras boreales es con forma de arcos unidos. Antes de que se conociera este fenómeno, nuestros antepasados consideraban a estas luces como serpientes voladoras o como dragones que se alargaban en el cielo durante las noches frías.

¿Qué es una Aurora Boreal?

Colores de una Aurora Boreal

Por lo general, el color de la mayoría de las auroras boreales es verde, y su tono va cambiando constantemente. Sin embargo, las auroras boreales pueden ser azules, púrpuras, rojas/anaranjadas y también amarillas, y cada color tiene su propio origen.

Cada uno de los colores se hace visible a diferentes altitudes y dependen de la longitud de onda de las luces. Con una longitud de onda corta y siendo visibles en las altitudes más bajas, el color azul o púrpura de las auroras es producido por los destellos que liberan los átomos de nitrógeno.

El color verde es el más visto, producido por los átomos de oxígeno liberando su energía, y los pocos tonos amarillentos que se notan son variaciones de esto mismo. Estos son los tonos con una longitud de onda media, por lo que pueden ser vistos casi en todo el tiempo que dure el fenómeno de luces.

Ahora, el color rojo de las auroras boreales no es tan común, pues solo es visible en lugares de baja latitud (aún en el polo norte), y se hace presente cuando los vientos solares son fuertes. Estos tonos rojizos, al tener una longitud de onda más amplia y larga, se notan en la parte superior de las auroras, tocando los tonos verdes en su parte inferior.

Para muchas personas, las auroras boreales con diferentes colores son las más hermosas y fantásticas de observar, consideradas así porque la interacción y el despliegue de los colores vuelve mágica la experiencia.

La caza de una Aurora Boreal

Ver una aurora boreal es un sueño que muchas personas quieren vivir, pero este fenómeno ocurre solo en ciertas locaciones, y sin embargo, estar en esos lugares no garantiza que se puedan ver a las luces del cielo nocturno, porque la manera en que los vientos solares interactúan con la Tierra no se puede predecir.

La caza de las auroras boreales se vuelve una aventura que ha generado planes de viajes e impulsa el turismo regional de diversos países, como:

  • Estados Unidos – Alaska
  • Canadá – Nunavut, Yukón, Northwest Territories
  • Islandia
  • Suecia – Kiruna
  • Noruega – Islas Lofoten, Svalbard
  • Rusia – Siberia
  • Finlandia – Laponia Finlandesa
  • Groenlandia

En estos lugares se han creado tours que llevan a las personas a donde se pueden ver las auroras boreales con mayor frecuencia y con una vista más completa, así como también se han construído hoteles, habitaciones, cabañas y demás refugios con techos de vidrio que puedan facilitar la vista de estas luces.

No cabe duda de que las auroras boreales son uno de los fenómenos más hermosos y cautivantes que puede existir; estos espejismos luminosos son fantásticos para notar las maravillas de la naturaleza. Al mismo tiempo, pueden ser escalofriantes, como se puede notar en estas grabaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: