El ATP ¿Qué es y cuál es su función?

El ATP ¿Qué es y cuál es su función?

Que nuestro cuerpo tenga la energía necesaria para el funcionamiento adecuado de todos sus órganos, piel, músculos y el cerebro inclusive, puede parecer fácil. Pero es un proceso complejo, el tener que producir y transportar esa energía hacia todos los lugares del organismo donde es requerida.

Los alimentos que ingerimos son la fuente que utiliza el cuerpo para producir la energía que las células necesitan para hacer su trabajo. Producir esa energía, proveniente de los alimentos es responsabilidad del ATP, que es la molécula encargada de hacer esa tarea.

EL ATP produce la energía y la transporta a las células del cuerpo, que la requieren para su buen funcionamiento. En conclusión, el Adenosín Trifosfato permite que aprovechemos los alimentos, transformándolos en energía utilizable en todas las células del cuerpo.

ATP o Adenosín Trifosfato o Trifosfato de Adenosina

El ATP o Adenosín Trifosfato o Trifosfato de Adenosina es la molécula más abundante en el organismo, responsable de canalizar la energía química proveniente de los alimentos. Luego de producir la energía, la transporta y la libera a fin de impulsar el funcionamiento de las células.

Los alimentos que comemos son digeridos por el organismo y convertidos en nutrientes, que posteriormente, son aprovechados por el cuerpo para funcionar. De lo que ingerimos diariamente, los mayores productores de energía son los hidratos de carbono, los que son transformados por el organismo en azúcar o glucosa.

La glucosa es capaz de producir mucha energía, que sólo es absorbible por el cuerpo, si es convertida en ATP, que es el componente que las células requieren y pueden absorber. El proceso que involucra las reacciones químicas que el organismo realiza para esta conversión es conocido como metabolismo o respiración celular.

Transformar glucosa en ATP es el resultado de una cadena de reacciones de compuestos químicos temporales que van modificándose hasta crear la energía que las células necesitan. De acuerdo con la bioquímica, el ATP es una molécula orgánica de la clase de los nucleótidos, básica para obtener energía celular.

En 1929, el bioquímico alemán Karl Lohmann fue el responsable del descubrimiento de la molécula del Adenosín Trifosfato. Mientras que, fue sólo hasta 1941, que Fritz Albert Lipmann descifró su funcionamiento como responsable de la transferencia energética de la célula.

La composición molecular del ATP es una base nitrogenada (adenina) enlazada a:

  • Un átomo de carbono de una molécula de azúcar de la clase pentosa (ribosa).
  • Tres iones de fosfatos con otro átomo de carbono.

Por último, hay que resaltar que Trifosfato de Adenosina sólo se puede almacenar en compuestos como el glucógeno en los animales o como el almidón en las plantas. Básicamente, porque estos compuestos mayores, el glucómetro y el almidón, pueden transformarse en glucosa y entonces, permitir que se origine el Trifosfato de Adenosina. Igualmente, el Trifosfato de Adenosina se puede almacenar como grasa animal, a través de la síntesis de ácidos grasos.

El ATP ¿Qué es y cuál es su función?

Función del ATP

La función principal del Adenosín Trifosfato es otorgar el aporte energético necesario para que las reacciones bioquímicas producidas dentro de las células, mantengan sus procesos activos. Esos procesos son, por ejemplo:

  • La síntesis de ADN.
  • La síntesis de ARN.
  • La síntesis de proteínas.
  • El transporte molecular.

En otras palabras, es la fuente de energía que facilita las reacciones químicas en la mayoría de los procesos y funciones celulares del organismo. Todo esto es posible, gracias a que tiene enlaces ricos en energía, que pueden disolverse en agua, de acuerdo con la siguiente ecuación:

  • ATP + Agua = ADP (Adenosín Difosfato) + Fosfato + Energía

Es decir, que cuando se añade agua al ATP, se produce una reacción química capaz de liberar energía, la cual es conocida como hidrólisis del Adenosín Trifosfato. Entonces, de acuerdo con las actividades donde interviene, la función del ATP está presente en:

Transporte activo

Este proceso de transporte activo de moléculas a través de la membrana celular, permite que exista una comunicación sináptica entre células. Lo que otorga, al Adenosín Trifosfato un rol fundamental como transportista molecular de componentes tanto al interior como al exterior de las células.

Esto quiere decir que, se necesita un proceso de síntesis continua de Adenosín Trifosfato a partir de la glucosa suministrada por lo que comemos. Para garantizar, que pueda existir un consumo continúo de Trifosfato de Adenosina por parte de los diferentes sistemas celulares del organismo.

La hidrólisis del Trifosfato de Adenosina otorga la energía que requieren los mecanismos de transporte celular para realizarse apropiadamente. Estos mecanismos de transporte son de dos tipos:

  • La exocitosis, que es el transporte de las moléculas fuera de la célula.
  • La endocitosis, que es el transporte de las moléculas dentro de la célula.

Transmisión de señales de la célula

El Trifosfato de Adenosina como facilitador de la comunicación entre las células, tiene una gran responsabilidad en la transmisión de señales de la célula. Esta transmisión de señales puede ir en ambos sentidos, ya sea hacia el interior de la célula o fuera de ella. Básicamente, porque el Adenosín Trifosfato es identificado con facilidad por los receptores ubicados en los tejidos de los organismos y microorganismos.

Por su parte, en el sistema nervioso central, la Adenosina modula el funcionamiento de los nervios, del sistema inmune y de las neuronas, al transmitir las señales energéticas a las células. El Trifosfato de Adenosina también participa en el envío de señales, cuando se activa el fosfato, en las reacciones bioquímicas ocurridas en la síntesis de las proteínas.

Mantenimiento estructural

El Trifosfato de Adenosina es fundamental en la preservación de la estructura de las células al coadyuvar al montaje de los elementos citoesqueléticos celulares. Mientras ayuda al mantenimiento estructural de las células, igualmente, suministra energía a los cromosomas y flagelos para que funcionen adecuadamente.

Resumen

Sin duda alguna, el Trifosfato de Adenosina es una molécula compleja que provee la energía necesaria, a fin de que ocurran todas las reacciones bioquímicas en las células del cuerpo. Hay que resaltar que, además de los seres humanos, los microorganismos igualmente, utilizan el Adenosín Trifosfato para cubrir sus requerimientos energéticos.

El Trifosfato de Adenosina es muy eficiente produciendo y transportando energía a todos los lugares donde se requiere cubrir las demandas energéticas. Los científicos no han logrado descubrir una fuente alterna para generar energía capaz de satisfacer las necesidades energéticas de las células y coadyuvar en sus funciones fundamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: